Los dislates del PP (y IV): El PP azudense no quiere que Azuqueca de Henares tenga un Teatro-Auditorio

En el Pleno del 20 de diciembre, después de que el gobierno municipal explicara las inversiones para el ejercicio de 2011, el Sr. Bienzobas afirmó que no es momento de que Azuqueca de Henares tenga un Teatro-Auditorio. Dijo parecerle inoportuno e inconveniente desde un punto de vista económico. No nos extraña. El PP y la cultura se llevan mal y el Sr. Bienzobas aún peor, a tenor de su anterior afirmación. Lo que nos sorprende de todo esto es que la obra del nuevo Teatro-Auditorio debe pagarla en un porcentaje muy alto la Junta de Comunidades (IU aspira a que su aportación llegue al 80% aproximadamente del total, tal y como ya se ha comprometido en lo relativo al proyecto.) En consecuencia, cuando el Sr. Bienzobas afirma que Azuqueca de Henares no necesita ahora un Teatro-Auditorio, lo que está diciendo es:

1) Que las necesidades culturales de sus ciudadanos le importan una higa.
2) Que la cultura es un complemento, un aditamento, un accesorio prescindible, un lujo asiático.
3) Que la Junta de Comunidades no invierta en nuestro municipio ni un céntimo en equipamientos culturales.
4) Que el convenio que ya hemos firmado para el proyecto, financiado por la Junta en un 81% y en un 19% por el Ayuntamiento, no vale para nada y que hay que arrojarlo a la basura.
Francamente, no se pueden decir más insensateces juntas.
Con esta entrega acaba el serial de los dislates del PP. En un solo pleno, el PP, por boca del Sr. Bienzobas, demostró que no sabe lo que es un presupuesto, defendió el mercado salvaje que tritura a los más débiles, insultó a los parados, insinuó con un silencio más que elocuente que los trabajadores cobran demasiado y, para concluir, que nuestra ciudad no necesita ahora un Teatro-Auditorio. El PP en estado de gracia: contra los trabajadores, los parados, la intervención pública en la economía y la cultura. En resumen, pura ideología perniciosa de unos concejales que hasta ahora han ido disfrazados de corderillos.