IU lamenta que el compromiso con el colectivo LGTBIQ no alcanzara la unanimidad

La moción presentada por IU con motivo del día internacional del colectivo LGTBIQ presentada por IU, sólo contó con el voto favorable del PSOE y de la portavoz del grupo Popular, Aure Hormaechea. Vox votó en contra, mientras que Cs, junto con los dos concejales del PP, se abstuvieron.

Los ediles de la formación de izquierdas lamentan que por primer en esta Administración se rompa el consenso y lo que venía siendo un firme compromiso por parte de todos los grupos políticos del Consistorio haya dejado de existir. Para su portavoz, María José Pérez Salazar, las Administraciones debe seguir reclamando la importancia de su papel como agentes esenciales en el diseño y el desarrollar de políticas trasversales y estratégicas que garanticen la igualdad de trato y la no discriminación. Por eso, los Ayuntamientos, la administración más cercana a la ciudadanía, deben facilitar las herramientas de sensibilización y educación con el fin de erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de manifestación contra las personas LGTBIQ, tanto en el ámbito familiar, como en el escolar, laboral, social, cultural, económico y político.

Ha señalado que esos que se consideran tan constitucionalistas y entienden que la bandera de nuestro país es de su propiedad por el simple de hecho de portarla, mostraron una vez más que no lo son. En unos momentos en los que el número de los delitos de odio por motivos de orientación sexual aumentan en todo el continente europeo, prefirieron, una vez más, mostrar la bandera antes que defender el derecho a la igualdad de todas y todos, tal y como aparece recogido en el artículo 14 de nuestra Constitución, para evitar que haya discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

En la misma sesión plenaria, IU presentaba otra moción para solicitar la defensa de la sanidad pública y su blindaje en la Constitución española. Para Pérez, la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19 nos ha recordado a toda la sociedad, la importancia de tener unos servicios públicos fuertes y con recursos suficientes, que puedan dar respuesta a situaciones límites como la actual, y que también sean capaces de dar un servicio de calidad, en el día a día, toda la ciudadanía.

En las últimas semanas nuestra sanidadpública ha sido fundamental para enfrentarnos a la crisis, protegiendo la salud de todas las personas. Por eso, debemos dotarla de más recursos, cuidar al personal sanitario, garantizar el mantenimiento de los mismos, ampliar la cobertura, apoyar la investigación, mejorar el funcionamiento del sistema sanitario y, lo más importante, protegerla de las decisiones y actuaciones de cualquier gobierno que deriven en recortes.

Es asombroso que el PSOE no le brindara su apoyo al negarse que se incluyera en los acuerdos el exigir a la Junta de Comunidades la gratuidad del parking del hospital de Guadalajara, cosa que llevamos reclamando años. De nuevo pusieron por encima los intereses de sus siglas en lugar de los del conjunto de la ciudadanía.

La misma suerte corrió la moción para solicitar al Gobierno municipal un incremento en las horas de limpieza de los edificios municipales y centros educativos. Según María José Pérez, la mayoría de los Ayuntamientos, incluso cuando nos entrábamos en estado de alarma, decidieron incrementar el número de horas de limpieza de los edificios municipales atendiendo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

Desgraciadamente, tal y como manifestó Sergio de Luz, Concejal de Economía Circular, una hora diaria en la dependencias de la Policía Local, una hora diaria en la de nave de obras y de jardinería, cuatros horas y media semanales en los centros educativos, una hora y media diaria para los espacios que albergarán a los niños y niñas inscritos en el programa Azuconcilia y unas condiciones precarias de las trabajadoras, son más que suficientes para garantizar la limpieza en unos momentos de pandemia en las que hay que extremar las precauciones. Queda demostrado que les importa bien poco la salud tanto de los trabajadores como de los usuarios.

Pérez ha finalizado lamentando el trato que está recibiendo ACEPA, la Asociación de comerciantes, empresarios y profesionales del municipio, por parte del Gobierno municipal. Después de la bochornosa intervención del Concejal de área Europa, Juan Pablo Román, quedó demostrado que el Gobierno de Blanco no tiene ninguna intención de apoyar al comercio local y mucho menos a la Asociación, que es quien, desde su nacimiento, la que realmente ha promovido esa actividad.