El PP vuelve a hacer el ridículo en un pleno municipal y los medios no lo recogen

En el Pleno del pasado jueves 27 de noviembre se presentaron por parte del PP y del PSOE sendas mociones de apoyo al proyecto de Estatuto de Castilla-La Mancha. En el debate, el portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Emilio Alvarado, realizó una serie de preguntas a Gabino Cogollo, Portavoz Adjunto del PP, sobre el contenido del proyecto de Estatuto que estaba defendiendo. Fueron preguntas muy concretas que podían responderse con facilidad en el caso de que el PP de Azuqueca de Henares supiera de lo que habla y que ponían en cuestión toda la política autonómica del PP. En vez de aprovechar la oportunidad de contestar a estas preguntas, el señor Cogollo optó por salirse por la tangente admitiendo que no se había preparado su intervención. Esta aptitud, del todo deplorable, es aún más grave porque se repite continuamente, muy especialmente por parte del portavoz del PP, el señor Moraga, que, a pesar del ser el portavoz, rara vez interviene en los plenos y elude todo debate. El PP debería explicar porqué tiene un portavoz que no “porta la voz”, que no interviene.
En la misma intervención, el portavoz de Izquierda Unida, Emilio Alvarado, criticó la postura del PSOE por no contar con Izquierda Unida para participar en la elaboración del nuevo Estatuto. Además, denunció la injusta ley electoral que se aplica en nuestra Comunidad Autónoma y que va en contra de la proporcionalidad democrática. Por otra parte, nuestro portavoz también señaló que cuando el PSOE y el PP pactan nada más y nada menos que un Estatuto de Autonomía a esto no se le llama “pinza” sino “talante”. Finalmente, invitó a los portavoces del PP y del PSOE a no teatralizar en el Pleno municipal un desacuerdo ficticio al presentar dos mociones casi idénticas sobre un asunto en el que estaban totalmente de acuerdo.
Al día siguiente, en la crónica sobre el Pleno ninguno de los medios de comunicación provinciales se hicieron eco de estos debates. Una vez más, parece que los medios protegen y tapan las vergüenzas de unos y vuelven a marginarnos.