Izquierda Unida hace balance de los primeros nueve meses de gobierno municipal en 2010

En el año 2010, muy difícil de gestionar debido a la crisis económica, el equipo de gobierno municipal, en el que IU desempeña numerosas responsabilidades (primera tenencia de alcaldía, cultura, infraestructuras, parques y jardines, limpieza viaria, mercadillo y cementerio) ha continuado trabajando a favor de los vecinos de Azuqueca de Henares. Y como los hechos son el mejor respaldo de la verdad exponemos, para conocimiento general, una relación de las decisiones municipales más importantes tomadas por el equipo de gobierno que han jalonado lo que llevamos de año.
Después de haber concluido la remodelación del Parque de la Ermita a últimos de diciembre de 2009,  comenzamos el mes de enero adquiriendo una nueva barredora municipal por un importe de 123.250 euros para la mejora de la limpieza viaria. Inmediatamente después abrimos al público la nueva Escuela Municipal de Idiomas con la implantación de diez grupos de inglés y cinco de francés. En cuanto al mercadillo, aprobamos su segunda ampliación tras el traslado a la Avenida de Alcalá, alcanzando los 92 puestos de venta.
Por otra parte, para facilitar el pago de los impuestos municipales, que un año más continúan congelados, aprobamos su fraccionamiento. Además, se estableció un procedimiento para reservar todas las pistas deportivas a través de internet. Por otro lado nos adherimos a la implantación del Plan Astra (plan comarcal de transportes que permite a los vecinos de Azuqueca de Henares ir en autobús directamente hasta el hospital provincial) y abrimos al público la nueva guardería municipal del Barrio de La Paloma, sumando 82 plazas públicas a las ya existentes, sumando en total 336. La inversión efectuada para poner en marcha la nueva guardería ascendió a un millón de euros. También concluyeron en el primer trimestre del año las obras de remodelación del Barrio de la Estación con una inversión de aproximadamente 800.000 euros.
En el mes de abril culminamos una actividad ligada a la formación para el empleo, otorgando a un centenar de alumnos sus diplomas acreditativos en informática, autocad, autómatas programables, etc., a lo que se sumó la organización de un plan formativo de búsqueda de empleo por internet para desempleados.
También durante este año iniciamos las obras de los nuevos colectores en los barrios de San Lorenzo y Vallehermoso, con una inversión de aproximadamente 700.000 euros, y aprobamos la remodelación por 190.866 euros de la parte trasera de El Foro Cívico para eliminar las pintadas e integrar ese espacio en un barrio que carece de dotaciones deportivas.
Entre mayo y junio organizamos por segunda vez la Feria del Libro de Azuqueca de Henares en la que participaron 14 expositores y, además, la IV Feria del Comercio Local en la que estuvieron presentes 38 comercios, 48 expositores y que fue visitada por 14.000 personas. Con estos dos eventos intentamos ayudar, en la medida de lo posible, al comercio local de nuestra ciudad que sufre, como el resto de la actividad económica, las consecuencias de la crisis.
Por otra parte hemos mantenido las becas para libros y material escolar así como los campamentos urbanos, y contratamos a través del Plan de Choque a 166 trabajadores que carecían de cualquier tipo de prestación, a los que se sumarán otros 50 empleos gracias a otro plan denominado Segunda Fase de Acción Local para el Empleo.
Ya en el verano denunciamos la decisión del Alcalde de Guadalajara, del PP, de obstaculizar el desarrollo del Plan Astra imponiendo multas a los autobuses que paran en el hospital provincial, y apoyamos la recogida de firmas por parte de los vecinos de nuestra ciudad que en sólo cuatro días alcanzaron la cifra de casi 3.000.
En materia cultural se cerró la temporada de cine con un 60% más de espectadores que el año anterior pasando de 5.478 a 8.871. Además, organizamos en la Casa de la Cultura tres nuevos cursos de verano en la segunda quincena de julio, así como un taller de cine a comienzos de julio y otro de magia en la primera quincena de agosto. Con esta ampliación de la actividad cultural, unida a la prolongación ya decidida de los talleres anuales, en el curso 2009-2010 hemos ofrecido actividad cultural y formativa desde el 15 de septiembre hasta el 13 de agosto, acortando con ello la inactividad de un período estival demasiado largo. Por otro lado, adjudicamos la renovación de las butacas del auditorio de la Casa de la Cultura por un importe de 47.487 euros, incrementamos el número de alumnos de los talleres culturales a casi 600 para el curso 2010-2011, el plan de la bibliopiscina generó 8.300 préstamos y comenzamos las obras de remodelación de las antiguas dependencias de la policía local para que la banda municipal de música tenga una sede permanente en la que realice tanto su labor docente como los ensayos.
También propusimos y finalmente acordamos reducir el sueldo del Alcalde un 7%, el de los concejales un 6% y las asignaciones a grupos y por asistencia a plenos y comisiones un 6’5%, lo que unido a las congelaciones de 2008 y 2009 ofrecen como resultado una bajada real en las percepciones de concejales y del alcalde entre un 12%-13% en los últimos tres años.
Por otro lado, 250 personas han recibido formación en nuevas tecnologías en las aulas de internet municipales, y otras 15 recibieron sus diplomas de Operadores de Carretillas. A ello se suma el curso de Cuidadores de Comedores con sus correspondientes prácticas en los comedores escolares de Azuqueca de Henares.
Antes del verano se formalizaron 17 nuevos contratos para desempleados en Acciones de Refuerzo de Empleo y se ofertaron 40 plazas a desempleados en los Talleres de Empleo en cuatro especialidades, a saber, atención a la infancia, atención geriátrica, atención al discapacitado e instalación y mantenimiento de espacios urbanos.
Invertimos 650.000 euros en la instalación de placas de energía solar fotovoltaica en edificios municipales para reducir nuestra factura energética de una forma sostenible y para verter energía a  la red obteniendo ingresos a partir de lo generado. Además, dedicamos otros 211.000 euros al mobiliario y equipamiento del Centro de Ocio para Mayores, separamos una partida de 230.000 euros para la mejora de las más de treinta zonas de juegos infantiles que hay en nuestro municipio, y presupuestamos otros 350.000 euros para remodelar los centros escolares durante las vacaciones de verano (Colegio de La Paz, Centro de La Espiga, Colegio Maestra Plácida Herranz, Colegio Virgen de la Soledad, Siglo XXI, Centro de Adultos Clara Campoamor e Instituto Domínguez Ortiz).
En cuanto a la piscina climatizada, en agosto comenzaron las obras de ampliación que correrán a cuenta íntegramente de la empresa adjudicataria de la gestión del servicio por un importe de 1’6 millones de euros, con las que se mejorarán tanto los vestuarios como la oferta de actividades deportivas y de relajación. Coincidiendo en el tiempo, también en el mes de agosto, concluyó la segunda fase de las obras del Plan del Casco, que en total han sumado una inversión de 2’2 millones de euros.
En relación con el Parque de la Quebradilla se vació la laguna para limpiarla y con el fin de facilitar su mantenimiento posterior se hormigonó su base.
Mención aparte merecen las remodelaciones en curso del Barrio de Alovera, con una inversión de un millón de euros y que lo dotará, entre otras mejoras, con una plataforma única, la del Barrio de Villanueva y el Parque del Arenal, con 600.000 euros y las mejoras de la red de saneamiento y de agua potable del Barrio de los Pobos, a la que le corresponden 383.000 euros. A ello se unen casi 110.000 euros de inversión para renovar el alumbrado del Parque de la Constitución y del Parque de la Ermita, así como la del Complejo Deportivo San Miguel, mediante la instalación de bombillas de bajo consumo. Por otro lado, se destinan casi otros 300.000 euros para instalar calefacción en los polideportivos de las calles Poeta Manuel Martínez y Ana María Matute y 290.000 para la conexión del carril bici en la Carretera de Valdeavero y en la Avenida de Alcalá. A esta inversiones se añade un plan de asfaltado por un importe de 246.213 euros que afectará a algunas calles del Barrio de Asfain, a las Calles Santa María de la Cabeza, Comendador, Salamanca, León, Zamora, Plaza del Azafrán, Ciudad Real, Albacete, Soria, Ávila y Palencia, así como a las calles Carretera de Alovera y de Villanueva, el Pasaje de la Carretera de Alovera, las plazas de la Barca y de América, la Travesía de Santa Cruz, la Avenida de Guadalajara, el Paseo de la Estación, las calles Antonio Díaz Cañabate, Gregorio Corrochano, Joaquín Vidal, Quebradilla, Rosales y otros 2.500 metros cuadrados aún por determinar. Todas estas obras públicas, sí como el resto de las financiadas con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad, han permitido crear 75 puestos de trabajo y mantener otros 65.
Y ya en el mes de septiembre, hemos puesto en marcha el nuevo sistema de transporte urbano de Azuqueca de Henares, con más paradas, con conexión directa a Guadalajara y que da servicio por vez primera a los polígonos, manteniendo en el servicio urbano de autobuses las mismas tarifas que antes. A esto se une la inauguración del Servicio de Atención al Ciudadano, abierto a los vecinos de lunes a jueves de 8’00 a 19’00 horas y los viernes de 8´00 a 15´00 horas. En este nuevo servicio, además de atender las solicitudes de los ciudadanos, se podrán realizar los trámites de padrón y registro. Otras de las decisiones tomadas muy recientemente por el equipo de gobierno consisten en que durante este mes se adjudicarán las obras de remodelación de la Plaza del General Vives con una inversión aproximada de 450.000 euros, y la pavimentación y ensanchamiento de las aceras del Barrio de Vallehermoso, con una dotación prevista de 703.933 euros. A estas decisiones se añade una gran noticia: este mes de septiembre se abre definitivamente el nuevo pabellón multiusos Ciudad de Azuqueca, que ha costado unos 4’5 millones de euros.
Por último, en estos nueve meses tan difíciles y a la vez tan intensos también tuvimos cinco buenas noticias que trascienden el ámbito municipal. Las obras de la Carretera de la Vega a su paso por Azuqueca de Henares son ya una realidad y las de ampliación del tercer carril de la autovía ya se anuncian en nuestro término municipal. Además, por fin se ha aprobado, aunque con muchísimo retraso por parte de la Junta de Comunidades, la inversión para reformar el viejo centro de salud por un importe de 3’4 millones de euros. Por otra parte, la empresa Liconsa decidió ampliar sus instalaciones en el polígono y Azuqueca de Henares fue elegida como sede del Nuevo Centro de Formación en Logística y Transporte en el que recibirán formación la mayoría de los transportistas de España. En cuestión de accesos y comunicaciones resta que el gobierno del PP de la Comunidad de Madrid deje de poner impedimentos absurdos para que Azuqueca de Henares disponga de un merecido enlace con la R2. De este modo no habrá que ir hasta Meco para incorporarse a la radial.
En resumen, los nueve primeros meses de 2010 los hemos dedicado a trabajar por Azuqueca de Henares manteniendo fuertes inversiones públicas y mejorando y modernizando los servicios ya existentes, exigiendo a otras administraciones públicas el cumplimiento de sus obligaciones y todo ello sin subir un céntimo los impuestos y con un endeudamiento que no compromete la estabilidad presupuestaria del municipio. Con unas cifras dramáticas de paro y con una economía privada deprimida hay que utilizar los instrumentos presupuestarios y fiscales para mantener una cierta actividad económica, traspasando rentas a los trabajadores y manteniendo una red de protección básica que ampare las situaciones de necesidad. Lo contrario es pura inmoralidad. Esta es nuestra carta de presentación y a ella nos remitimos. Lo demás, con perdón, son cuentos marineros.
¿Y qué ha hecho el PP mientras tanto?
Votó en contra de que el Ayuntamiento concertara una operación de crédito por 6’5 millones de euros. Gracias a ese crédito, perfectamente asumible para la hacienda azudense, ha sido posible sostener nuestro nivel de gastos y de inversiones, manteniendo o generando empleo ahora que tanta falta hace, mejorando la ciudad y permitiendo que muchas empresas privadas puedan seguir en pie. Los señores del PP, al votar en contra de ese crédito se oponen a las inversiones y a todo lo que éstas conllevan. En este asunto el PP hace trampa porque se opone al crédito pero no se atreve a explicarle a los vecinos que no hay que mejorar sus barrios.
No concedió su apoyo a la ordenanza que regula la relación electrónica entre el Ayuntamiento y los ciudadanos, que es vital para que funcione el Servicio de Atención al Ciudadano y para hacer trámites por Internet, como por ejemplo la reserva de las pistas deportivas.
Votó en contra de que el Alcalde de Guadalajara dejase de multar a los autobuses del Plan Astra que paran en el hospital provincial. Estas multas, como todos sabemos, son un acto de arbitrariedad y de soberbia que, además, causan retrasos injustificables en la prestación del servicio así como la ansiedad en los conductores de autobús que ven peligrar su carné de conducir y su puesto de trabajo. Además, el grupo popular criticó la recogida de firmas contra las multas insinuando que los casi 3.000 vecinos azudenses que firmaron por la retirada de las multas eran proclives a dejarse mangonear por cualquiera. Con este asunto el PP se ha superado, añadiendo a la infamia de sostener algo injusto la injuria de faltar a los vecinos sólo por complacer los caprichos de su jefe de filas, el Alcalde de Guadalajara.
Votó en contra de la moción presentada por IU en la pedíamos que el gobierno revocara su decisión de congelar las pensiones y reducir el sueldo de trabajadores públicos. Desgraciadamente esta moción no fue aprobada por el Pleno municipal al contar sólo con el respaldo de los dos concejales de IU.
En un acto de desprecio sin precedentes, se marchó del pleno en el que se aprobó el reconocimiento al último alcalde elegido democráticamente antes de la Guerra Civil. Y en cuanto al reconocimiento que se brindó a Florentino García Bonilla, el alcalde que lo fue tras 28 años de mandatos democráticos, sólo asistieron tres concejales del PP al Pleno en el que, además, se abstuvieron de otorgarle ningún reconocimiento.
Dio pábulo a las quejas de algunos dueños de perros sobre la aplicación de la ordenanza que les obliga a no ensuciar nuestras calles. Los señores del PP, con tal de arrancar algún voto, son capaces hasta de criticar que se apliquen las ordenanzas y consentir que el incívico campe a sus anchas.
Y en cuanto al señor Moraga, ha esquivado todo debate con el Primer Teniente de Alcalde y portavoz de IU, Emilio Alvarado, sobre los anteriores asuntos y cualesquiera otros de interés municipal, amorrándose ante la menor insinuación de un debate cara a cara y en público, que es donde tienen la obligación de discutir los cargos públicos. Es tanto el pavor que le tiene el Sr. Moraga a cualquier debate público que ha llegado a proponerle al Concejal de Hacienda que está dispuesto a discutir con él, nunca con el portavoz de IU, sólo si se le da previamente la razón (para qué debatir entonces) y en Telemadrid (asombroso) A veces pensamos que al Sr. Moraga le asesoran sus peores enemigos.
En síntesis, en lo que va de año, y meses ya llevamos, los señores del PP no ha hecho ni una sola aportación positiva, ni han planteado ninguna alternativa ni han dicho nada interesante acerca de la grave situación que atravesamos y sobre lo que debería ser, según su opinión, una política municipal a favor del interés general. Todavía esperamos saber qué gastos no habrían ejecutado, qué inversiones no habrían hecho y a qué barrios les habrían quitado las mejoras que merecen. Y no tenemos constancia de su opinión porque no la han dicho, no la han manifestado porque no se atreven y no se atreven porque les falta arrojo para hacer público su programa que consiste en proteger al poderoso, castigar al débil y lavarse las manos ante la crisis afirmando que el mercado salvaje lo arreglará todo. Esa es su doctrina y no la abandonarán. En cambio, han malgastado estos nueve meses dando pábulo a disparates, malicias, equívocos y falsedades, regodeándose en el error humano y en la desgracia general, a veces con tono faltón y siempre con maneras de censor avinagrado.