Despidos del personal municipal

El gobierno de mayoría absoluta del PSOE despide a cuatro empleadas municipales que venían trabajando en servicios municipales (Ludoteca, Biblioteca y Centro de Ocio para Mayores). Esta decisión abre un precedente muy peligroso para el personal laboral del Ayuntamiento, que podría verse afectado en el futuro por medidas similares.
El argumento esgrimido por el Gobierno de Pablo Bellido para justificar tal decisión es que la Junta ha retirado las subvenciones que ayudaban a mantener en parte esos puestos de trabajo.
Según Emilio Alvarado, Portavoz de IU, “siendo verdad que la Junta ha retirado unos 52.000 euros de subvenciones, eso no es óbice para mandar a esas cuatro trabajadoras municipales a la calle, condenándolas a una situación penosísima, además del daño que se provoca en servicios muy importantes para nuestra ciudad. En cuanto a la subvención perdida, reclamémosla a Toledo con la mayor energía, pero mientras tanto evitemos en lo posible cualquier despido.”
Antes de que se produjeran los despidos, IU pidió al gobierno municipal que rebañara esos 52.000 euros en el presupuesto (que asciende a 26 millones de euros), sustituyendo unos gastos por otros. Propuso, por ejemplo, que se renunciara a editar en papel la revista municipal Azucahica, que tiene una asignación presupuestaria de 50.000 euros para el año 2012, y que se dedicara ese dinero a mantener los contratos de las cuatro trabajadoras municipales. El gobierno socialista del señor Bellido se negó rotundamente a cambiar una partida por otra, dando a entender que le importa más la propaganda que las personas.
Entre las cuatro trabajadoras que han sido despedidas hay casos sangrantes, como el de la bibliotecaria municipal, que se va a la calle porque la Junta deja de aportar 6.000 euros al año, o el de la animadora sociocultural, que lleva trabajando ocho años en el Ayuntamiento.
Según Alvarado, “causa estupor comprobar con qué frialdad ejecuta este equipo de gobierno medidas que no dejan de ser un atropello y que van contra las personas y contra los principios. Además, al atropello se une el incumplimiento flagrante del programa electoral del señor Bellido, que además es ahora Secretario Provincial del PSOE, en el que se comprometía a aumentar el servicio de la Ludoteca Municipal, ampliar el horario de la Biblioteca Municipal y mejorar la oferta de actividades del Centro de Ocio, justo lo contrario de lo que está haciendo”.
Finalmente, Alvarado señala que “me temo que en el futuro alguno de estos servicios, el de la Ludoteca y las actividades de la animadora sociocultural, se desempeñarán por voluntarios o por empresas intermediarias que pagan salarios de miseria a sus trabajadores. Espero que no sea así, porque de lo contrario el gobierno del señor Bellido dará por bueno que se despida a trabajadores para sustituirlos por voluntarios (como predica Ana Botella) o por mano de obra precarizada y explotada al máximo. Esto sería un  magnifico ejemplo de progresismo de opereta”