¿Por qué miente el Concejal de Hacienda?

La revista municipal Azucahica, que es la voz de su amo, titula lo siguiente en el número de junio: “Con menos impuestos, el Ayuntamiento ha bajado su deuda y destina más a cuestiones sociales”

El titular relata una proeza, un imposible, una mentira, ante la cual el milagro de Alboraya o el prodigio del Copón resplandeciente quedan tamañitos.

Dice el titular, y sólo dice eso, que con menos ingresos debemos menos y gastamos más, a lo cual hay que añadir la millonada que nos debe la Junta, cuestión que ahora  parece superflua porque según Azucahica “con menos impuestos bajamos la deuda y gastamos más en cuestiones sociales”, punto y final.

Además, el titular viene entrecomillado y recoge una frase pronunciada por el señor Alcalde que no por mucho repetirla dejará de ser lo que es: una burda mentira.

En el amago de réplica que ofrece el señor Concejal de Hacienda a la nota de prensa en la que denunciamos esta manipulación, calla las subidas fortísimas de impuestos, tasas y precios públicos de los años 2011, 2012 y 2013 que aprobó él mismo, que se mantendrán en años venideros por más que en algún ejercicio no se actualice alguna tasa o impuesto municipal.

También calla el Concejal de Hacienda las fuertes subidas de ingresos experimentadas en estos ejercicios, lo cual no tiene otra explicación que un mayor esfuerzo fiscal de los vecinos, que se hace más insufrible, además, por la crisis económica. En el presupuesto de 2011 había una previsión de ingresos por el IBI de 6’1 millones de euros. En el del año 2014 la estimación subió a 7’9 millones, esto es, casi un 30% más. En la tasa del agua los ingresos presupuestados entre el 2011 y el 2014 han subido de 800.000 a 1.050.000 euros, un 31% más. En los precios públicos de deportes lo consignado en el presupuesto de ingresos sube también un 200%, en el cementerio un 53%, en el mercadillo un 214% y etcétera, etcétera, etcétera.

Pero el Concejal de Hacienda no sólo calla, oculta y tapa. Miente sin remisión cuando afirma que “El Ayuntamiento de Azuqueca  (…) ha reducido de manera notable la presión fiscal”. O el Concejal de Hacienda no sabe lo que es la presión fiscal o vuelve a reírse de los vecinos. En primer lugar, la presión fiscal es una relación entre la recaudación impositiva y el PIB, con lo cual está de más hablar aquí de este asunto. Quizás quería referirse el señor Blanco al concepto esfuerzo fiscal, que relaciona la renta personal y el pago de los impuestos. Aclarado lo anterior que es cuestión de manualito, el esfuerzo fiscal no ha bajado sino que se ha disparado en nuestra ciudad porque han bajado las rentas de los ciudadanos mientras que han subido las tasas, impuestos y precios públicos que deben afrontar.

Al carecer de argumentos, el señor Blanco se agarra a algún chascarrillo oxidado y en vez de rectificar y pedir excusas resucita el momio de comparar IU con el PP, lo cual, a estas alturas de la película produce hilaridad.

Es tan evidente que han subido los impuestos, las tasas y los precios públicos que se han establecido fórmulas para hacerlos más llevaderos, como el pago a plazos o un mayor fraccionamiento de los recibos.

Las cifras no engañan. En Azuqueca de Henares, como en todos los municipios del país, suben los impuestos, las tasas y los precios públicos muy por encima de la inflación. Además, el ciudadano que paga ha de esforzarse mucho más por cumplir con sus obligaciones porque tiene menos renta como consecuencia de la crisis. Otros ciudadanos, en peor situación, ni siquiera pueden afrontar sus obligaciones fiscales y acumulan deudas con el fisco. Y hay otra porción de vecinos que sacan a sus niños de los talleres municipales porque no pueden pagar unas tasas que se han disparado. Esta es la realidad. Por eso el titular de Azucahica ofende.

El dinero dedicado a las cuestiones sociales viene de los impuestos de los vecinos, esos impuestos han subido en Azuqueca de Henares y a los vecinos les cuesta mucho pagarlos. Es una mentira y una falta de respeto decir lo contrario.

Si los señores del PSOE quieren un boletín propagandístico que lo paguen con su dinero y que lo presenten con sus siglas y símbolos, para que el lector sepa a lo que se enfrenta, pero que dejen en paz una revista que sufragamos todos y que debería ser municipal.

Si al señor Concejal de Hacienda le ha quedado alguna duda sobre lo dicho, le emplazo a un debate público y ante los medios de comunicación sobre un asunto, éste, que interesa y preocupa a los vecinos. Quedo a su entera disposición.

Emilio Alvarado Pérez
Portavoz de IU de Azuqueca de Henares