Los ediles del grupo municipal de IU de Azuqueca de Henares exigen la dimisión de Jesús de la Rúa como Concejal de Deportes

“Es inaceptable que un Alcalde no dé explicaciones de algo tan grave como un despido provocado por una empresa concesionaria de un servicio municipal que tiene, además, antecedentes corroborados por sentencia firme y no recurrible de violación de derechos fundamentales”. Así de tajante se muestra la portavoz del grupo municipal de IU de Azuqueca de Henares, Mª José Pérez, sobre el nuevo escándalo en la piscina municipal cubierta.

El pasado 24 de octubre, los ediles del grupo municipal de IU-Ahora-Azuqueca de Henares denunciaban públicamente no sólo el mal estado en el que se encuentran las instalaciones de la piscina municipal climatizada, gestionada por la concesionaria Alameda, Agua y Salud (grupo RAYET), sino también los dos nuevos despidos que se han producido en esta instalación municipal en esta legislatura.

Lo más grave de todo es que esta empresa fue condenada en mayo de 2015 por el Tribunal Superior de Castilla-La Mancha por vulneración de derechos fundamentales, concretamente el derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 de la Constitución) al montarle un proceso de despido completamente falso y vengativo a una trabajadora que defendía sus derechos laborales. De ahí que después de ser conocedores de estos despidos, hayamos insistido para que el gobierno de Blanco emprendiera todas las acciones posibles contra esta empresa por el incumplimiento reiterado del pliego de condiciones y. también, por el maltrato propinado a los trabajadores de esta instalación municipal.

Del señor Román, concejal varias veces degradado por el propio Alcalde, que se caracteriza por destruir todo lo que toca, poco se podía esperar más que su total desconocimiento acerca del carácter contractual que poseen los pliegos de condiciones administrativas y técnicas, pieza fundamental para el control eficaz de la administración pública sobre cualquier concesionario privado. Y qué decir de la actitud del concejal responsable del área, el señor de la Rúa, que después de haberse comprometido en el Pleno a velar por el buen funcionamiento de las instalaciones deportivas y controlar a las empresas concesionarias, tiene los pabellones deportivos hechos una cochambre y permite, con su inacción, que una de estas empresas, condenada en firme por un Tribunal Superior de Justicia, siga pisoteando los derechos de los trabajadores.

“Ya le exigimos al Alcalde Blanco y a su gobierno una explicación sobre lo que estaba sucediendo en la piscina municipal climatizada, así como saber qué medidas iban a adoptar contra la concesionaria por el incumplimiento reiterado del pliego de condiciones y por el maltrato que reciben los trabajadores, o de lo contrario empezaríamos a pedir dimisiones. En el Pleno de 27 de octubre aprovechamos el turno de ruegos y preguntas para brindarle de nuevo al señor de la Rúa la oportunidad de explicarse y ponernos al corriente de cada una de las medidas que estaba adoptando. Desgraciadamente, no es que el señor de la Rúa no se explicara, sino que el Alcalde Blanco se lo impidió evitando que interviniera, dando por terminado un Pleno en el que no se había contestado ni a la mitad de las preguntas formuladas por la oposición”, afirma la portavoz de IU, Mª José Pérez.

“La dejadez en la instalaciones municipales, el incumplimiento de los pliegos de condiciones y el pisoteo, año tras año, de los derechos laborales, demuestran la incompetencia de un concejal que, lejos de esforzarse por adoptar medidas contra la Alameda, Agua y Salud y dar respuesta a la gravedad de la situación, no actúa, mientras permite que su jefe le silencie de manera humillante en un Pleno delante de todos los presentes, visto lo cual, hay razones más que sobradas para que Izquierda Unida exija la dimisión de Jesús de la Rúa, concejal de deportes, por incompetente”.