El compadreo del gobierno socialista con la concesionaria La Alameda, Agua y Salud

“Vergonzoso. Hay un expediente de responsabilidad contractual abierto contra la empresa concesionaria La Alameda, Agua y Salud (grupo RAYET) que gestiona la piscina climatizada y el pabellón multiusos Ciudad de Azuqueca, por incumplimiento reiterado del pliego de condiciones, y al señor Alcalde y al responsable del área de Deporte, Sergio de Luz, no se les ocurre otra cosa que hacerse unas fotos y realizar un vídeo con los responsables de la misma y todo porque se han realizado unas obras de ampliación en una de las instalaciones”, así de tajantes se muestras los ediles del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares.

Según la portavoz del grupo, María José Pérez “en la sesión plenaria de 28 de septiembre de 2017, los grupos de la oposición al completo aprobamos una moción en la que se solicitaba la rescisión del contrato con esta empresa, debido al abandono que estaban sufriendo estas instalaciones municipales, al incumplimiento reiterado del pliego sobre el cual existen informes técnicos que así lo demuestran, a la vulneración de derechos fundamentales de trabajadores que han tenido que soportar las continuas coacciones de los responsables por miedo a ser despedidos y al ninguneo constante a los usuarios, muchos de los cuales se han visto obligados a recurrir a la Justicia”.

“El gobierno socialista estaba al tanto de todo esto desde el primer momento y lo más grave es que se lo ha consentido. En varias ocasiones tanto trabajadores como usuarios se han reunido con el señor Alcalde y con el responsable del ramo para contarles de primera mano la situación por la que atravesaban, pensando que tomarían medidas, porque cuando se opta por la gestión indirecta de un servicio, la Administración municipal pasa de la posición de prestador del mismo a la posición de planificador, organizador, controlador y evaluador de los servicios que presta la empresa. Sin embargo, en nuestro municipio el gobierno sigue compadreando con la concesionaria como si no pasara nada”.

“La oposición, en un acto de responsabilidad y con el único objetivo de defender las instalaciones municipales, a los trabajadores y a los usuarios de las mismas, fue capaz de ponerse de acuerdo para exigirle a Blanco que rescindiera el contrato con esta empresa porque Azuqueca no merece concesionarias así. Sin embargo, todos sabíamos que esto no se iba a producir porque el gobierno socialista prefiere mantener una excelente relación con la concesionaria aunque no cumpla con lo estipulado en el contrato, vulnere derechos fundamentales de trabajadores y no trate correctamente a los usuarios de las instalaciones, que enfrentarse a una empresa tan poderosa en la región”.

“Un buen gobernante debe saber que la defensa del interés común está por encima de todo, pero los gobiernos socialistas en este municipio han optado por lo contrario, por defender sus relaciones con los empresarios, redes clientelares se llaman, con el fin primordial de preservar sus privilegios a costa de desproteger los derechos de la ciudadanía”.

“El señor Alcalde y su grupo nos han faltado al respeto a todos, una vez más”.