11 de marzo, cuando el terrorismo silenció el país

Dieciséis años han pasado de aquel salvaje atentado en el que unos terroristas de Al Qaeda decidieron volar unos trenes de cercanías repletos de viajeros que hacían su trayecto a Madrid, provocando la mayor matanza de población civil de nuestra historia reciente y que quedó grabada en la memoria de todos.

192 personas fueron asesinadas, cinco de las cuales eran vecinos de Azuqueca de Henares. Desde entonces, la sociedad azudense honra la memoria de las víctimas de aquel atentado cada 11 de marzo al pie del monumento que fue erigido en la estación de ferrocarril.

Siempre en nuestra memoria.