El fracaso del Plan de Movilidad de José Luis Blanco

Los ediles del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares han denunciado públicamente la actitud del Equipo de Gobierno por haber procedido a la actualización del Plan de Movilidad Urbana sin contar con el resto de las formaciones políticas.

La formación de izquierdas en Azuqueca de Henares lamenta que se haya tenido que enterar, a través de los medios de comunicación, de que se ha procedido a actualizar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible y que el Gobierno municipal haya destinado, una vez más, el dinero de los contribuyentes, concretamente 18.107,65 euros, para contratar los servicios de una empresa, en lugar de haberlo realizado con medios propios.

Según ha manifestado la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar el Gobierno municipal no se ha reunido en ningún momento con los grupos de la oposición para darles a conocer las pretensiones que se perseguían con esta actualización, y además afirma que no se contemplan medidas con las que mejorar la accesibilidad de personas que tienen movilidad reducida o por lo menos, su grupo las desconoce. Además, ha considerado gravísimo el hecho de que el Gobierno municipal siga contratando sin ningún tipo de control servicios externos para cualquier cosa, incluso para actualizar un documento. Esto, aparte de ser una mala gestión del dinero público, pone en riesgo la continuación de los servicios públicos.

Pérez ha proseguido explicando que vecinos del municipio con problemas de movilidad se han dirigido a su grupo municipal para contarles la situación que viven cuando tienen que salir a la calle. Tareas cotidianas que cada día realizamos cualquiera de nosotros sin complicaciones, para ellos suponen un verdadero infierno. Hay muchos que ni siquiera quieren salir de sus casas debido a la dura tarea que le supone recorrer las calles de la ciudad en sillas de ruedas.

Bolardos, calles mal asfaltadas, rampas por las que no pueden subir, farolas en medio de las aceras, adoquines levantados, malas señalizaciones, etc., y así decenas de estructuras arquitectónicas que para las personas sin discapacidad pasan completamente desapercibidas, son obstáculos salvables, pero que para las personas discapacitadas marcan completamente el desarrollo de su vida diaria.

La portavoz de IU insiste en que hay que visualizar las discapacidades y para ello es necesario hacer un análisis en profundidad para ver con qué tipo de barreras nos encontramos en el municipio. Además, las dificultades van más allá de la silla de ruedas debido a que estos obstáculos incluso les puede costar la vida.

Aunque el Gobierno municipal crea haber resuelto el problema pagando, con dinero público, 18.000 euros por la actualización de este Plan porque le resulta mucho más fácil, lo cierto es que siguen existiendo muchísimos problemas en el municipio. Bolardos, falta de señalizaciones, o aceras en mal estado, ponen en peligro la vida de estas personas y por ello, muchos vecinos con movilidad reducida se han visto en la obligación de señalizar ellos mismas las aceras y cruces en mal estado para evitar caerse.

La portavoz de la formación de izquierdas ha finalizado insistiendo en la necesidad de adaptar la ciudad a las necesidades de estas personas y de invertir el dinero público en atender a la población y no externalizar servicios que bien se pueden hacer con medios propios.