Los empleados de la piscina de verano siguen sin cobrar, pero al Gobierno municipal le da exactamente lo mismo

Los ediles de IU en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares lamentan que la empresa PROIDMAN S.L., adjudicataria del servicio de la piscina de verano, siga sin pagar a sus trabajadores y que el Alcalde Blanco no haya hecho nada por impedirlo.

Han transcurrido cinco meses y los trabajadores y trabajadoras siguen sin percibir las nóminas correspondientes a los meses de julio y agosto por los servicios que prestaron para la empresa PROIDMAN S.L., adjudicataria del servicio de la piscina municipal de verano.

Para la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, es inadmisible que a madres,  padres de familias y jóvenes, que necesitan el dinero como cualquier otro ciudadano, se les adeuden dos nóminas después de haber prestado sus servicios en una instalación municipal y que el Gobierno de Blanco se comporte de esta manera, como si nada estuviera pasando. Insiste en que José Luis Blanco sabe de sobra, porque no es nuevo en estos menesteres, lleva muchos años, que la responsabilidad de la Administración, su responsabilidad, no finaliza en la adjudicación del servicio, sino que tras la firma del contrato, comienza una nueva etapa en la que se deben extremar las responsabilidades in vigilando. Además, ha calificado de inhumana su actitud al permitir que una empresa adjudicataria de un servicio municipal, no pague a los trabajadores y más en tiempos de crisis.

Pérez ha proseguido diciendo que visualizó el expediente de adjudicación y que se trata de una empresa que en un primer momento, realizó una oferta desproporcionada, anormal, que respondió al requerimiento que se le hizo y que en base a la documentación presentada se le adjudicó el servicio. El contrato fue prorrogado para el año 2020 y sufrió una modificación a solicitud de la empresa, debido a la crisis de la COVID-19. Sin embargo, ha añadido que le ha asombrado mucho que después de que el portavoz del Gobierno, David Pinillos, afirmase por escrito que la empresa tenía problemas con Hacienda y que por esa razón el Ayuntamiento le retuvo el pago, no emprendieran acciones legales contra la adjudicataria cuando era muy probable que, bajo esas circunstancias, los trabajadores no percibieran sus salarios.

La portavoz de la formación de izquierdas ha acusado al Alcalde de dejadez de funciones por no actuar contra la empresa en el momento en que conoció que tenía problemas para cumplir con sus obligaciones tributarias y le señala como responsable subsidiario al saber que los trabajadores siguen en la misma situación, que la empresa ha entrado en concurso de acreedores y que aún no han recibido la documentación necesaria para acudir al Fondo de Garantía Salarial.

María José Pérez ha finalizado insistiendo en la necesidad de que el Gobierno municipal solucione este grave problema cuanto antes y lamenta mucho que el municipio esté dirigido por unos gestores que no defienden el bien común porque nunca están del lado de los que sufren.