IU hace balance de la gestión de Blanco durante la pandemia

Según ha manifestado la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, fue el 12 de marzo, dos días antes de que se decretara el estado de alarma por parte del Gobierno Central, cuando el grupo de Izquierda Unida se puso a disposición del Ejecutivo de Blanco para colaborar en todo aquello que fuese necesario y paliar así, en la medida de lo posible, los efectos provocados por la Covid-19. Como somos leales a la Autoridad y en una situación de emergencia nacional, entendíamos que era imprescindible la unidad de todos para afrontar la pandemia al margen de las siglas y las ideologías.

Una vez más hemos visto como la crisis afectaba de manera más intensa a las familias más frágiles, que tenían una economía precaria e iban subsistiendo y que han comprobado como al quedarse sin trabajo, desaparecían los escasos ingresos que percibían. Las dificultades en la vivienda, en la convivencia y en los cuidados, en el pago de sus obligaciones tributarias, en el ensanchamiento de la brecha educativa y digital, etc., hacen que las familias estén afrontando la crisis con verdadera preocupación.

Pérez ha señalado que en el retrato de la pobreza se encuentran familias mono parentales con hijos, familias trabajadoras pobres, personas desempleadas, los que no habían conseguido recuperarse de la crisis de 2008, etc., a los que desgraciadamente se han sumado, cada día, rostros que jamás hubieran imaginado llegar a ese escenario y que tienen la cara de un vecino, un amigo o incluso un familiar.

Vemos en esa fotografía de la pobreza rostros desencajados y sorprendidos por ser la primera vez que se enfrenten a una situación de pobreza; gente conocida, que hasta ahora tenía una vida absolutamente normal, que tenía ingresos suficientes para sobrevivir de manera más o menos digna y que esta crisis les está empujando al precipicio.

Por ello, durante todo este tiempo y desde que se declaró la pandemia, el grupo municipal de IU estuvo trabajando en la elaboración de propuestas, hasta presentarlas en el Pleno en forma de moción, siendo aprobadas y ratificadas por todos los grupos con la firma de un documento con 50 medidas con las que hacer frente a los estragos de la crisis. 

http://www.azuqueca.es/fileadmin/azuqueca/covid19/pdf/Documento_final_Mesa_COVID19_firmado_01-06-2020.pdf

Sin embargo, María José Pérez ha lamentado que el Alcalde pidiera lealtad  y colaboración a los grupos municipales cuando se decretó el estado de alarma y que nueve meses después y con tres vacunas ya en marcha, no se hayan puesto en funcionamiento las medidas más urgentes y necesarias para atender a la población.

La portavoz de IU ha insistido en que desconocen el estado actual de las cuentas y que nada saben de esa operación de tesorería que se concertó en el mes de mayo por importe de 8 millones de euros para afrontar los impagos a los proveedores, deuda que se venía arrastrando de años atrás debido a una mala gestión del Gobierno municipal y no a la irrupción de la COVID-19 como han querido hacernos creer.

Ha señalado también que mientras que el Gobierno de Blanco sólo se ha dedicado a destinar paletadas de dinero público a contratar consultoras y hacerse propaganda, medidas tales como, refuerzo de los Servicios Sociales municipales (medida 19 del documento), creación de una red de restaurantes solidarios (medida 20) creación de una bolsa de viviendas en alquiler social en colaboración con arrendadores privados (medida 21), creación de una línea de subvenciones y microcréditos públicos a PYMES y autónomos (medida 25), creación de una plataforma digital, marketplace, con la que ayudar al pequeño comercio a ofrecer sus productos (medida 27), o la aprobación de una convocatoria de ayudas públicas para el pago de IBI de la vivienda habitual, entre otras muchas, y con las que atender a esa parte de la ciudadanía que se mueve ya en el filo de la navaja y que si no se pone remedio, se puede ver abocada a la pobreza, se han quedado en el tintero por obra del equipo que nos gobierna.

Probablemente, la mayoría de la ciudadanía de Azuqueca de Henares no sepa nada de todo esto, por más que lo aireemos con todos los medios a nuestro alcance, cosa que no nos extraña porque hay una red muy tupida de intereses miserables que tapan estas negligencias gravísimas del peor gobierno municipal de la democracia, el del señor Blanco. Pero lo cierto es que la verdadera imagen del municipio, por desgracia, es la que compone las colas de personas a la puertas de las parroquias esperando a recibir alimentos, la de unos Servicios Sociales colapsado y que no dan a basto debido a la gran afluencia de usuarios, la de más familias con problemas habitacionales y dificultades para cumplir con sus obligaciones tributarias y la de un comercio local que subsiste con muchas dificultades. Una fotografía que dista mucho de la que se empeña en mostrarnos a diario, el señor Blanco y su grupo, la de sus posados, sus vídeos promocionales y el reparto de baratijas.

La portavoz de la formación de izquierdas ha finalizado diciendo que ya es tarde para paliar esos estragos, porque una parte de esa población que sufría y que necesitaba ayuda de manera urgente, ya ha caído en la pobreza. Otros Ayuntamientos cercanos, indistintamente de su color político, actuaron de manera inmediata, porque entendieron que la Administración más cercana es la que tiene la obligación de atender al conjunto de la ciudadanía, sobre todo, cuando ésta sufre. Esto demuestra que Azuqueca tiene al frente, sin lugar a dudas, a los peores gestores.