El PSOE vota en contra de destinar el remanente de tesorería a gasto social y a pagar a proveedores

Los ediles de Izquierda Unida lamentan que el Gobierno del PSOE rechazara la propuesta de destinar parte del dinero público a atender las necesidades sociales.

El grupo municipal de IU presentaba en la sesión plenaria celebrada en la tarde de ayer, una moción solicitando al Gobierno de Blanco que destinara el remanente de tesorería disponible a atender a esa parte de la población castigada por la crisis.

Según ha manifestado la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, que una vez que conocieron la decisión del Gobierno Central de suspender las reglas fiscales para los años 2020 y 2021, ofreciendo así la posibilidad a los Ayuntamientos de hacer uso de sus remanentes de tesorería, su formación entendió que había que indicarle al señor Blanco a qué debía destinar ese dinero: a ayudar al comercio local, a vecinos que no pueden pagar un alquiler y malviven debido a ello, a otros que hacen colas a las puertas de las parroquias para que les proporcionen una bolsa de alimentos y a muchos otros que ni siquiera piden ayuda por la vergüenza que les supone tener que acudir a los Servicios Sociales. Pérez ha insistido en que esa es la realidad del municipio por mucho que el señor Blanco y su grupo lo niegue.

María José Pérez ha calificado de vergonzosa la intervención del Alcalde en el Pleno al afirmar que técnicamente es imposible destinar el remanente de tesorería a gasto social sin dar ningún tipo de explicación. Ha señalado que Ayuntamientos cercanos ya lo han hecho y no ha habido ningún problema técnico que se lo impidiera. Tan sólo hay que tomar como referencia al Ayuntamiento de Guadalajara, que ya destinó en el mes de abril más de 271.000 euros con cargo al remanente.

La portavoz de IU se ha mostrado tajante al afirmar que no existen problemas técnicos como el Alcalde dice, sino que el verdadero problema existente en este Ayuntamiento es que la pésima gestión de este Gobierno municipal a lo largo de estos años, ha provocado una inestabilidad en las arcas municipales que impide tener unas cuentas saneadas. Sólo hay que ver cómo usa la figura del reconocimiento extrajudicial de crédito de manera sistemática, cuando está pensada para situaciones puntuales, para pagar gastos que no tienen consignación presupuestaria. Lo que demuestra que su proyecto presupuestario es falso y que gasta el dinero de los contribuyentes a capricho.

Pérez ha señalado que una situación extraordinaria requiere de medidas extraordinarias. Sin embargo, para el grupo de Blanco es más importante destinar el dinero a premios y propagandas que ayudar al tejido comercial, procurar un alquiler asequible a las familias o aliviarles la asfixia económica que sufren. Y ha finalizado afirmando que desgraciadamente, es lo que sucede cuando se elige un gobernante que basa su gestión en repartir migajas, circo y propaganda.