Izquierda Unida denuncia la falta de información ante una decisión de gran calado como es la peatonalización de la Plaza General Vives

Según han manifestado los ediles del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares, ayer mismo eran conocedores de la decisión del Gobierno municipal de peatonalizar la Plaza General Vives, después de que varios vecinos le trasladaran sus quejas.

Para la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, las políticas de peatonalización requieren de un procedimiento a seguir porque como todos sabemos, estas intervenciones no están exentas de conflictos. En la base de dichas políticas subyace principalmente la idea de fomentar el espacio público por parte del peatón, del ciudadano, pero ello no quiere decir que la decisión pase única y exclusivamente por el Equipo de Gobierno, lo cual demuestra una gran ignorancia por parte de la Concejalía de Movilidad Sostenible o mucha soberbia del Ejecutivo municipal o ambas cosas a la vez.

Pérez insiste en que un proceso de peatonalización es conveniente realizarlo reuniéndose con todos los afectados, es decir, vecinos y comerciantes de la zona a los que se les muestre soluciones al tráfico, planes de planificación urbana, planes de movilidad sostenible, planes de eliminaciones de barreras arquitectónicas para estructurar las zonas peatonales y las zonas contiguas para que los trayectos motorizados no se desvíen a otras calles, etc. Es la única forma de que se puedan atender todas las reivindicaciones, se permita la recuperación del espacio público y se minimice el tráfico, pero siempre con soluciones, puesto que el municipio sufre graves problemas a la hora de poder estacionar los vehículos y no se trata de trasladar el problema a otras zonas.

La portavoz de la formación de izquierdas ha aprovechado también para recordarle a Blanco la noticia de marzo del 2019 y de la que no se sabe nada, en la que afirmaba que el Ayuntamiento estaba diseñando un proyecto para incrementar el número de aparcamientos en el entorno de la estación de Renfe de Azuqueca, concretamente, un modelo de “aparcamientos inteligentes” (Smart parking) que permitiría optimizar el espacio disponible y en los que se podrían  aparcar hasta 15 coches en el espacio que ocupan dos. Azuqueca tiene un grave problema de aparcamiento y se le debe dar solución.

Por último, ha finalizado afirmando que solicitarán toda la información sobre este nuevo proyecto para comprobar si se ha llevado a cabo un proceso de participación como se ha hecho en otros muchos Ayuntamientos.