Izquierda Unida registra una iniciativa parlamentaria para que el Gobierno ponga fin a las «cláusulas suelo» que impiden abaratar las hipotecas

La proposición no de ley de IU busca acabar con rapidez con una práctica que “beneficia de forma abusiva a algunas entidades financieras”, en contra de la opinión del Banco de España que considera admisible el establecimiento de estas cláusulas.

zquierda Unida, a través de su portavoz parlamentario en el Congreso, Gaspar Llamazares, registra en la Cámara Baja una iniciativa parlamentaria para que el Gobierno ponga fin a las denominadas ‘cláusulas suelo’ por las que algunas entidades bancarias encarecen sin ninguna justificación un buen número de las hipotecas que conceden. En concreto, la proposición no de ley elaborada a propuesta de la dirección de IU insta al Gobierno a “tomar las medidas oportunas para proteger a los usuarios que han suscrito o piensan suscribir hipotecas, eliminado las cláusulas suelo que benefician de forma abusiva a las entidades financieras”.

Izquierda Unida propone esta iniciativa tras constatar, al igual que diversos estudios de asociaciones de consumidores -entre ellos uno de FACUA-, que más de la mitad de las hipotecas “tienen ‘cláusulas suelo’ que impiden que el consumidor se beneficie totalmente de las bajadas del euríbor. Estas cláusulas pueden llegar a situarse hasta en el 5%”.

Esta formación considera muy importante esta cuestión “por la propia crisis económica y los problemas financieros de las familias. También por los niveles relativamente bajos del euríbor, que deberían reportar ahorros efectivos en las cuotas hipotecarias, y por la depreciación de los inmuebles garantía de las hipotecas, que puede impedir que los ciudadanos subroguen en mejores condiciones la hipoteca con otra entidad financiera”.

La iniciativa firmada por Gaspar Llamazares exige al Gobierno que tome medidas de forma rápida, al tiempo que advierte sobre un hecho no muy conocido como es que el Banco de España ha aceptado hasta ahora esta práctica. “El Servicio de Reclamaciones del Banco de España consideró en 2004 que, dentro del régimen de libertad contractual y garantizando el justo equilibrio de las contraprestaciones, es admisible el establecimiento de cláusulas en las que se acuerde la limitación a la variabilidad de los tipos de interés, siempre que quede claramente acreditado que los clientes son conscientes del contenido de lo que están suscribiendo”, se explica.

Por el contrario, IU considera que “en estas prácticas bancarias no parece garantizarse normalmente el justo equilibrio de las contraprestaciones ya que el ‘suelo’ y el ‘techo’ están estructurados de manera que beneficia de forma absoluta a los bancos”.

“Por otro lado -se añade-, la mayoría de los clientes no siempre son conscientes de lo que suscriben en materia financiera y los bancos no tienen interés alguno en asesorarlos para que adopten decisiones económicamente racionales comparando distintas ofertas”.

Izquierda Unida concluye que “a efectos prácticos y con carácter general, en la inclusión de cláusulas limitativas del tipo de interés en las hipotecas por parte de las entidades financieras, ni se garantiza el justo equilibrio de las contraprestaciones, ni se acredita claramente que los clientes son conscientes del contenido de lo que están suscribiendo. Por tanto, nos encontramos con una mala práctica bancaria al incorporar en los contratos cláusulas abusivas”.

Una vez registrada, se espera que esta iniciativa pueda debatirse cuanto antes en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados.