Crónica del Pleno de Julio: gracias al PP perdemos definitivamente el Centro de Salud de la Plaza de la Concordia

Comenzó el Pleno con la propuesta del gobierno municipal de modificar las bases de las obras y explotación del futuro tanatorio municipal, puesto que las anteriores habían desembocado en una convocatoria desierta.

Es el proyecto del tanatorio municipal algo lleno de aristas.

Quiere el gobierno hacernos creer que tendremos un tanatorio gratis debido a la iniciativa privada, pero la realidad es otra.

Para empezar, los terrenos han costado a los vecinos 255.000 euros porque hubo que comprarlos a particulares.

Además, el gobierno de Bellido rebaja las condiciones iniciales para la construcción y explotación del tanatorio, con el fin de hacer más rentable una concesión a medio siglo, que es un plazo de tiempo exagerado, fuera de lugar. Según la estimación del gobierno, con las nuevas condiciones la empresa adjudicataria ganaría como mínimo 5’2 millones de euros, lo cual no es cosa de poca monta, quedando al albur de los ofertantes unas obras de urbanización apropiadas que, de no hacerse, se cargarían al presupuesto municipal.

Por otra parte, en el cálculo de la explotación no se incluye un porcentaje de servicios para los habitantes de los municipios del entorno, lo que supondrá un beneficio extra muy importante para la empresa concesionaria que se sumará a los 5’2 millones de euros antes citados.

Y si no era bastante con estas facilidades, el gobierno se niega a regular mediante ordenanza otras tarifas en las que va a estar el negocio mortuorio como, por ejemplo, los traslados de los fallecidos desde el hospital provincial a Azuqueca de Henares y determinadas prácticas elementales de tanatopraxia y retirada de prótesis que son de rigor. Significa lo dicho que los precios regulados por ordenanza, que son inferiores a los del tanatorio privado de Guadalajara, podrían quedar absorbidos por tarifas muy altas en otros servicios tan obligatorios como las estancias en los velatorios o las cremaciones. Con esta decisión el gobierno de Bellido abre otra fuente adicional de ingresos para quien se haga con la explotación del tanatorio.

Esta porción de ventajas y cambios quizás se explique más por razones electorales del partido socialista que por la pura necesidad pública de tener un tanatorio con tantísima urgencia. Lo veremos en las fechas de inauguración, si es que la obra se culmina, que nunca engañan.

Con tantas dudas y sombras sobre el caso, el voto del concejal de IU fue la abstención, frente al sí del resto de los concejales. No votó en contra porque no se es contrario a tener un tanatorio municipal y no se quiere que nadie lo diga, aunque siempre habrá maliciosos, pero no a cualquier precio y de cualquier manera. En todo caso, el tiempo determinará quién acertó con su voto, si los del sí o la abstención crítica.

Seguidamente tocaba debatir y aprobar, en su caso, que el Ayuntamiento se constituyese como empresa taurina, lo cual significa, dicho llanamente, si se consentía, como en años anteriores, la organización pública de los actos taurinos de las fiestas de septiembre.  IU, como es hábito, votó a favor de la medida porque al margen de la opinión que cada cual tenga sobre el toreo, lo que se discernía en el Pleno era elegir la clase de gestión más adecuada, si pública o privada, de la feria de septiembre.

Aprobado lo anterior, proponía el gobierno el sí a la adhesión del Ayuntamiento a la Red Territorios Reserva Agroecológicos (Red Terrae). Forman esta asociación más de treinta municipios que buscan iniciativas agroecológicas para el desarrollo y el empleo local, lo cual es muy oportuno en estos tiempos de cambio y de fin de ciclo de un sistema económico depredador y dañino.

En tiempos de crisis caemos en la cuenta de que la única riqueza capaz de sostener la vida es la tierra, el agua, el aire y el trabajo honrado y respetuoso con la naturaleza y el ser humano, y que lo demás, dinero, ambición, oros, tiaras, coronas, penachos y elíseos para minorías plutocráticas son la esclavitud universal, zarandajas, ilusiones vanas y mentiras que conducen a la muerte espiritual y física de la sociedad.

Así las cosas, no extraña que resplandezcan hoy los viejos lemas del derecho romano honeste vivere, alterum non ledere, suum cuique tribuere.

España es un país vacío en su interior, de tierras yermas y poblachones decrépitos, pobres, de solares abandonados y tapiales derruidos, sin dignidad, que necesitan manos, familias e ingenio para salir de una postración secular. Convirtamos esta desventaja en oportunidad.

Quizás sirva la crisis para disipar una mentira tan corrosiva como creer que el dinero engendra dinero sin más ingredientes, sin intervención creadora, por el puro movimiento de llevarlo de un sitio a otro, y que ser rico es acumular bienes sin tino y gastar locamente sin pensar en el semejante y en el planeta que nos da sustento.

Tras las intervenciones de rigor, el Pleno aprobó por unanimidad que Azuqueca de Henares sea parte de la Red Terrae, lo cual es una buena noticia para todos.

Entraba el Pleno entonces en el apartado de las mociones, seis en total, dos del grupo socialista, una de IU, otra del PP, la quinta de los no adscritos y la última, por urgencia, a propuesta del Consejo de Cooperación.

La primera, del grupo socialista, denunciaba la modificación por el PP de la ley electoral autonómica, añagaza para perpetuarse en el poder, corrupción electoral consistente en que el PP gane la mayoría absoluta de los escaños con el 30% de los votos gracias a unas circunscripciones minúsculas y a su medida, como enseñaba aquel corruptor clásico del voto llamado Elbridge Gerry.

La moción del grupo socialista merece un comentario previo: trataba sobre lo mismo que la de IU que, además, fue presentada antes, de ahí que ambas se debatieran y votaran a la vez.

Si ambas mociones coincidían en la denuncia, no en las soluciones para lograr un sistema electoral justo y democrático donde el bipartidismo no robe la representación que es de los medianos y de las minorías.

El PSOE, acostumbrado a los sistemas que le han regalado la mayoría absoluta sin tenerla gracias a la anulación de los votos que van a los terceros partidos y siguientes, quería mantener las circunscripciones provinciales en las elecciones autonómicas, lo cual es garantía de bipartidismo y fraude en el voto que provoca cansancio, desapego y enfado en el ciudadano.

IU, en cambio, denunciaba el tinglado bipartidista viniera del PP o del PSOE, porque el mal no está sólo en la magnitud de la circunscripción sino que, también, anida en la existencia de muchos distritos que sólo benefician a los dos primeros partidos, castigando a los demás por la vía del robo de sus escaños. Por eso son tan fáciles las mayorías absolutas en Castilla-La Mancha y los desmanes que amparan, porque sufrimos cinco circunscripciones muy pequeñas, cuando con una sola y de mayor magnitud se alcanzaría una mayor proporcionalidad, que es lo justo y necesario para tener más democracia y pulcritud en la política.

El PP votó en contra de ambas mociones porque necesita del fraude electoral para sobrevivir, igual que de otros forzamientos y robos en los que son peritos. El PP busca el oxígeno que le da la vida en la perpetración de un golpe de estado incruento por la vía del cambio a su favor de las leyes electorales unos días antes de las elecciones, con las que apañará una representación inmerecida a pesar de perder millones de votos.

El PSOE votó a favor de su moción porque defiende el bipartidismo, lo que equivale a la supervivencia de sus siglas que se desmoronan.

IU votó por la propia y los no adscritos por las dos.

No tuvo el PSOE arrestos para votar en contra de la moción de IU, lo cual hubiera sido más acorde a la suya puesto que no se puede defender el timo de la circunscripción provincial sin oponerse a la circunscripción autonómica única.

IU, en cambio, no tuvo problemas para votar en contra de la moción del PSOE porque era un engaño, uno más del bipartidismo acostumbrado a pastorear a las masas.

La abstención del PSOE y el voto en contra del PP condujo a que la moción de IU no fuese aprobada, lo cual se le recordará al bipartito tantas veces como sea menester, al menos hasta que el infierno se hiele.

Defendía el PSOE otra moción contra el abandono en que el gobierno regional mantiene el antiguo ambulatorio, lo cual es una bofetada a nuestros vecinos y a los de los pueblos limítrofes que sólo se explica porque Cospedal trata a Azuqueca de Henares como territorio enemigo y le aplica la táctica de la tierra quemada, cobardemente, desde Toledo, sin dar la cara.

El asunto del ambulatorio abandonado ha sido objeto de denuncia en numerosos Plenos y creíamos que retumbarían en éste una vez más las palabras de enfado y de lamento de otras ocasiones, pero en el debate se desveló un nuevo escándalo, un último puntapié: el PP local nos informó de que Cospedal había cedido lo que queda del edificio a la Tesorería de la Seguridad Social, también el terreno en el que se levanta a pesar de que la parcela sólo puede tener un uso sanitario, lo cual ahora ya es imposible si todo queda en manos de un ente burocrático.

Cospedal no sólo condena a Azuqueca de Henares a perder su centro de salud, sino que se deshace del edificio sin comunicárselo siquiera al consistorio.

Es tan grande la falta de respeto de esta persona hacia nuestros vecinos que hacemos nuestro aquel lema que circuló en su momento y que decía “Cospedal te odia”, porque sólo desde el odio de un ser rencoroso y carcomido por sus monomanías y paranoias se entiende lo que nos hace.

Por cierto, damos las gracias a quienes la votaron por hacer posible que nos hayan birlado el viejo ambulatorio ante nuestras narices.

No sólo se trata de que con Cospedal los azudenses se olviden de disfrutar del centro de salud de la Plaza de la Concordia que les corresponde por ley sino que, además, Cospedal se cisca en los vecinos al recortarles inhumanamente el Centro de Especialidades y deshacerse en secreto de sus equipamientos sanitarios.

La moción contra el abandono del centro de salud fue aprobada por unanimidad, felizmente, lo cual no evitó que los concejales del PP pronunciaran un discurso justificativo de su jefa, de la cual son unos mandados, que se remontaba a los tiempos de Noé y que aburrió al respetable.

Tras esta nueva afrenta de su jefa política, presentaba el PP una moción que tuvo que retirar inmediatamente porque en ella pedía algo que ya se está haciendo (un sistema de avisos de emergencia a través de dispositivos móviles) lo cual es vergonzosa costumbre de un grupo que tiene a cuatro asalariados que cobran del Ayuntamiento y que no se enteran de lo que se hace o se deja de hacer en la ciudad que dicen representar.

Tras el bochorno del PP, último pero no definitivo, llegó el turno de los no adscritos que presentaban una moción que se convirtió en declaración institucional porque pedía mejoras muy razonables en la estación de tren.

Finalmente, por la vía de urgencia, se aceptó incluir en el orden del día una moción a propuesta del Consejo de Cooperación en la que se denunciaban las atrocidades cometidas por Israel sobre la Franja de Gaza.

La moción fue aprobada por unanimidad, aunque el concejal de IU, Alvarado, señaló que en Palestina hace mucho que las condenas no son suficientes y que hay que pasar a las sanciones contra un Estado, el de Israel, raptado por un gobierno de fanáticos religiosos que no duda en bombardear un campo de concentración, porque eso es Gaza, en el que se hacinan casi un millón de personas y en el que las mujeres, los ancianos y los niños mueren reventados por las bombas asesinas.

De esta manera tan dramática acabo el Pleno de julio, último del curso político y antesala del último año de legislatura.