13 de agosto: concentración en apoyo al pueblo palestino

El pasado 13 de agosto, a las 19’30 horas en la Plaza de la Constitución de Azuqueca de Henares, se dieron cita  alrededor de unas 150 personas pertenecientes a diversos colectivos del municipio entre los que se encontraban miembros de la asamblea de IU, así como un amplio grupo de personas de origen musulmán para mostrar su apoyo al pueblo palestino.

Durante el acto se corearon numerosas consignas contra el genocidio sionista del Estado de Israel y se leyó un manifiesto explicando la masacre que se está  produciendo en la Franja de Gaza.

Desde siempre Izquierda Unida ha sido portavoz del drama palestino. Varios de sus militantes se han jugado la vida participando activamente en la organización de las diferentes Flotillas de la Libertad que desde 2010 han intentado enviar ayuda humanitaria a Gaza y han tratado de sortear el bloqueo israelí.

Otros miembros de nuestra organización han servido de escudos humanos durante los recientes bombardeos que ha sufrido la población gazatí por el Estado de Israel. Este el caso de Manuel Pineda, militante de IU, PCE y activista pro palestino que nos ha ido contando en primera persona y desde el inicio del conflicto, la masacre a la que Israel ha estado sometiendo a este pueblo a través de las redes sociales con imágenes, en algunos casos, escalofriantes. O Marina Albiol, europarlamentaria por IU que participó en la II Flotilla por la Libertad rumbo a Gaza del 2011, como Willy Meyer, Joan Josep Nuet, Ricardo Sixto, etc.

El balance de esta última ofensiva israelí es demoledora. Más de 1900 víctimas sólo del lado palestino. Un número superior a los dos tercios han sido civiles y de estos, más de 400 niños han perdido la vida. Un conflicto que ha causado la devastación de la franja,  que ha dejado a cientos de miles de refugiados que lo han perdido todo y que cuenta con el beneplácito de Estados Unidos y de la Unión Europea cómplices de lo que hoy es sin duda alguna, el genocidio de un pueblo.

Es sintomático ver cómo Israel ha incumplido las resoluciones de la ONU, contravenido tratados internacionales y acuerdos como la Convención de Ginebra, lo que se llama el Derecho Internacional. El gobierno israelí ha legalizado el bombardeo indiscriminado de civiles ante la pasividad de la comunidad internacional, todo a cambio de obtener una ventaja militar adecuada, a pesar de la que ya posee, no en vano es uno de los ejércitos mejor preparados del mundo.

Parece claro que el objetivo de Israel es otro. El genocidio del pueblo palestino para así poder culminar la ocupación de Palestina, con la complicidad de Estados Unidos y la Unión Europea.