Pésimo estado del Parque del Lavadero: segunda parte

Qué histerismo y qué descaro mostraron el pasado sábado los guardianes socialistas de la red cuando publicamos (sí, publicamos, qué gran pecado, qué delito, qué osadía) unas fotos del destrozo ordenado por el concejal de mantenimiento urbano en el talud inferior del Parque del Lavadero.

Mostraban las fotos el erial en que han quedado convertidos cientos de metros de parque tras haberse procedido a arrancar casi toda la vegetación del talud con la excusa de que estaba en mal estado, lo cual es cierto, pero por culpa del abandono que sufre este parque (junto con el resto) por la negligencia del gobierno municipal.

Irrita la furia de los centinelas socialistas de la red que intentan ahogar cualquier expresión pública de discrepancia, crítica u opinión diferente a la suya aunque sea objetiva y razonable. El estropicio del Parque del Lavadero es una verdad probada, por eso les molesta. Las fotos son incontrovertibles y no muestran un pequeño error sino una cadena de despropósitos que viene de largo.

Los socialistas han convertido la revista Azucahica en su cortijo, en un panfleto torpe, como Nacho Villa hace con la televisión regional quien, a su vez, sigue los pasos de Candau, otro insigne socialista que, como mérito principal para dirigir la televisión autonómica esgrimió que era amigo de Bono, además de obediente y sin escrúpulos.

Pero a los censores del PSOE que sufrimos en Azuqueca de Henares no les basta con haberse apropiado del medio de todos (Azucahica) para engañar y manipular a mansalva. No quieren que nadie discrepe en las redes y por eso las copan, dirigiéndolas desde las sombra o llenándolas de ruido cuando la verdad les sorprende, a lo que se une, de vez en cuando, el suplemento vitamínico que aportan medios amigos como algún periodiquillo oportunista y ciertas radios de orden que acuden a sus llamadas de auxilio.

Nos adelantamos sin ser adivinos: algunos dirán por desmemoria o por malicia que el parque siempre estuvo así, en un estado muy lamentable. Mentira. Fue entregado por IU a este gobierno en condiciones estupendas. Pero el gobierno decidió no cuidarlo como es menester, como el resto de las instalaciones municipales, prefiriendo los gastos que llevan a inauguraciones y cortes de cinta antes de unos comicios.

Dicen los censores socialistas, entre ellas la concejala de cultura (responsable de otro destrozo de categoría, el de la Casa de la Cultura) que IU no colgó las fotos bonitas del parque, sólo las feas. Les damos la razón. Ahora vamos a mostrarlas todas, las feas y las bellas, para que juzgue el respetable.