Nota de IU sobre Ganemos-PTE-Hartos.org

Un grupo de mormones se presenta a las elecciones municipales en Azuqueca de Henares, Alovera, Villanueva de la Torre y Guadalajara bajo el nombre de Ganemos-PTE-Hartos.org

El propósito de estas personas no es otro que aprovecharse de una denominación que no les corresponde para conseguir unos votos que no merecen.

Las candidaturas legítimas de Ganemos expresan procesos de confluencia política y social en los que participan diferentes partidos, asociaciones, movimientos ciudadanos y vecinales, mareas reivindicativas y personas independientes.

Es evidente que la candidatura a la que nos referimos no cumple esta condición elemental, por lo que ha de ser tachada de oportunista y no veraz. Además, esta candidatura hace daño a todas aquellas que sí son fruto de la convergencia, se llamen como se llamen.

Dice esta candidatura que el nombre le pertenece, como si las palabras se pudieran comprar, privatizar. No basta con registrar un nombre para hacerlo propio. Los nombres reflejan realidades, sirven para expresar lo que existe y no para esparcir la confusión y la mentira.

Denunciamos estos hechos para conocimiento y advertencia de la ciudadanía. No  vamos a consentir que las elecciones queden manchadas por engaños y manipulaciones.

Después de una amable reunión con responsables de la iglesia mormona, manifestamos que el ejemplo dado por este grupo de fieles no representa el sentir general de su confesión. Pedimos disculpas, además, si el tono de nuestra denuncia ha empañado la imagen de la iglesia mormona. No era nuestra intención. Del mismo modo, hemos pedido a los representantes de esta confesión que hagan lo que corresponda para evitar el mal ejemplo de algunos de sus feligreses que no cumplen con el mandato de ser veraces y manchan la política ahora que está tan necesitada de aire limpio y de verdad.

Denunciamos también que la candidatura Ganemos-PTE-Hartos.org pega carteles encima de los nuestros en los lugares habilitados por el Ayuntamiento y que desde que desenmascaramos sus manejos, sospechosamente, nuestras pancartas desaparecen, especialmente las instaladas en las inmediaciones del templo que esta iglesia tiene en el barrio de Vallehermoso. Todas estas prácticas constituyen delitos electorales y están penadas por la ley.

Nos reservamos el derecho a emprender las acciones judiciales pertinentes contra estos actos reprobables que van contra la democracia y la libertad de expresión.