Elecciones municipales: IU multiplica por dos sus resultados, el PSOE pierde la mayoría absoluta y el PP se queda con la mitad de los votos, que se van a Ciudadanos y a Vox

IU agradece a la ciudadanía el fenomenal respaldo recibido en las elecciones locales. Con respecto a las anteriores (2011) hemos doblado el número de votos, pasando a tener 1.812, lo que nos otorga tres concejales (antes teníamos uno).

Este éxito confirma el de las elecciones europeas del año pasado, en las que también multiplicamos por más de dos el voto recibido en el año 2009.

Quiere esto decir que IU local tiene el aprecio creciente de muchas personas y el respeto general en nuestro municipio.

Pierdan la esperanza los que firmaron nuestra defunción. A estos enterradores de pacotilla quizás la Parca les pida cuentas (políticamente hablando) muy pronto.

La campaña de IU ha recaído completamente en su militancia local, sufriendo el veto casi completo de los medios de comunicación, incluida la SER, por denunciar un despilfarro de dinero público del que se beneficiaba.

Nos hemos presentado sin dopajes, al contrario que el PSOE y el PP que se inyectaron en plena campaña unos panfletos (La Calle, La Otra Calle y Guadanews) travestidos en forma de periódicos para engañar a los votantes.

A estas injusticias se añadió una canallada de última hora: irrumpió en las elecciones una candidatura oportunista y falsaria formada por mormones disfrazados de indignados, de gentes de izquierdas y de podemitas que, fusilando programas y eslóganes ajenos, se levantaron más de 800 votos y un acta de concejal.

¿Contabilizará en el gasto electoral del PP y del PSOE el dispendio en panfletos aparentemente ajenos? Seguro que no, pero debiera. ¿Quién paga esos falsos periódicos? La pregunta es retórica por lo obvio de la respuesta, aunque falte el documento que lo pruebe: todos los contribuyentes a través de los dirigentes del bipartito. ¿Y en cuanto a los mormones travestidos, qué consideración merece su concejal falsario, de apellido Parra? Ya se verá.

A pesar de los anabolizantes y de las tapas dispensadas con largueza en algunos de los actos de la campaña del PSOE, pierde éste 720 votos, un concejal y la mayoría absoluta. La cosa podría haberle ido peor porque el PP le disputó el décimo concejal, que no obtuvo por tres votos. Gana el PSOE, sí, pero empeorando el resultado anterior. Tendrá que pactar.

El PP se da un batacazo que hará historia. Pierde casi la mitad de los votos y de nueve concejales pasa a cuatro. A este hundimiento llega el PP por abandonar la representación de sus vecinos, por sus mentiras, por su enorme corrupción y latrocinios y por hacer de secuaz de su jefa cruel, Cospedal, empeñada en dañar a miles de personas trituradas, además, por la crisis.

Ciudadanos y Vox recogen el voto desafecto del PP. La suma actual del PP, Ciudadanos y Vox es casi idéntica a la obtenida por el PP en el año 2011. Significa esto que la derecha no pierde votos sino que esos votos van a los tres partidos que hoy la forman. Con estos resultados, Ciudadanos obtiene tres concejales, siendo la tercera fuerza política por sólo trece votos más que IU.

La UPyD está siendo devorada por Ciudadanos. No hay referencia municipal anterior que nos permita comparar, excepto la indirecta de las elecciones europeas, para sostener lo dicho, que es una obviedad.

Y la abstención se mantiene, subiendo incluso un punto. No ha habido movilización extra de la ciudadanía en las elecciones locales, tampoco en las regionales, por mucho que a Podemos les resulte sorprendente este hecho que revelaría sus expectativas irreales.

En cuanto a las elecciones regionales, Cospedal cometió el fraude de subir las barreras electorales casi al 15%, lo cual hacía imposible para IU conseguir algún escaño, cosa que ocurrió. Denunciamos que los 34.000 votos recibidos por IU en la región han ido al cesto de los papeles, como siempre.

A pesar del éxito electoral en las municipales seguimos siendo una fuerza pequeña. Quizás tenga que ver con el hecho de que somos gente de principios, de valores, que no nos dejamos arrastrar por modas y tacticismos, resultando que nuestro programa, por más que sea justísimo y conveniente, no ha profundizado aún en las creencias de la mayoría.

Somos de izquierdas, no renegamos de nuestra tradición obrera, de la lucha contra la dictadura, del republicanismo y del Estado laico. Esa es nuestra esencia, a la que se unen las peleas del presente, los nuevos movimientos emancipadores, el ecologismo, la defensa de lo público, el combate contra la corrupción y la reivindicación sin matices de los derechos y las libertades de los seres humanos.

Sabe la ciudadanía que sabemos gobernar porque ya lo hemos hecho con completa honradez, sin despilfarros y  a favor del interés general. No somos un experimento.

También sabemos estar en la oposición porque nuestro objetivo no cambia, no somos veletas que miran a un lado u otro según el viento que sople. Queremos superar esta sociedad injusta y dañina que agoniza y construir un mundo mejor para nuestros hijos, nada menos.

A partir de ahora nuestra guía será el programa. Nos consagraremos a su defensa porque para eso hemos sido elegidos. Gracias.