La irresponsabilidad del señor Blanco

Una vez más denunciamos el mal uso que hace de los edificios municipales el gobierno del señor Blanco, siguiendo el mal ejemplo de su antecesor, el señor Bellido.

El asunto que criticamos consiste en concederle a una asociación de jubilados, al frente de la cual está el señor padre del Alcalde, el disfrute de una sala del Centro de Ocio Río Henares la noche de fin de año, desde la 01’00 hasta las 06’00 horas, sin que nadie vele en el lugar por el cumplimiento de la normativa en materia de salud y seguridad de eventos públicos en locales cerrados.

Las salas de las instalaciones municipales han de concederse con garantías y cumpliendo la legislación. Justo lo contrario de lo que hace el señor Blanco, que por quedar bien y arañar algunos votos arriesga la seguridad de quienes merecen pasar un fin de año en condiciones y protegidos.

El señor Blanco entrega las llaves de la sala a los organizadores de la fiesta, de modo que durante la celebración no habrá conserje ni ningún otro trabajador municipal al cuidado del edificio, incumpliéndose así el protocolo de cesión de espacios públicos que establece que los edificios municipales estarán abiertos siempre y cuando exista personal municipal a su cargo que vele por el buen uso de las instalaciones y por la integridad de las personas que están en ellas. Además, con esta decisión, el gobierno del señor Blanco se salta a la torera los planes de evacuación de las instalaciones municipales, que están regulados por normas aprobadas por la corporación.

Tras haber sido preguntada por este asunto, la Concejala responsable del área afirmó que “cualquier asociación puede solicitar cualquier espacio municipal para realizar su actividad y se cederá dicho espacio tras estudio del proyecto.” ¡Qué irresponsabilidad!

Estas declaraciones de la Concejala, avaladas por el Alcalde, no eximen a ambos de su responsabilidad. La tienen por mucho que hagan de la dejación bandera y proclama.

“Después de estas declaraciones, esperamos que a partir de ahora el señor Alcalde no ponga ninguna objeción cuando otro particular o asociación les pida las llaves de cualquier edificio municipal para organizar una fiesta u otro tipo de actividad o, de lo contrario tendrá que explicar por qué algunos disfrutan de unos privilegios que otros no tienen”, afirman los ediles de IU.