El derecho ampara por igual a todos los concejales, tanto los que están en el gobierno como en la oposición

El pasado 30 de mayo y tras haber recibido varias quejas de madres y padres de alumnos de la escuela infantil La Noguera sobre los problemas de refrigeración que viene sufriendo el centro, el grupo municipal de Izquierda Unida planteó una serie de cuestiones por escrito a la concejala del ramo para saber qué es lo que se estaba haciendo por parte del Ayuntamiento para solucionar esta situación.

Hoy mismo, 1 de junio, la concejala de Educación se ha puesto en contacto telefónicamente con la portavoz de IU haciéndole saber lo siguiente:

– Que en años anteriores no se había procedido a realizar la instalación porque la normativa lo prohibía.

– Que después de que la normativa fuese modificada para permitirlo, la Concejalía de Educación no contaba con presupuesto suficiente para proceder a ello.

– Que este año se contempla en los presupuestos una partida para la instalación de la refrigeración tanto en la escuela infantil “La Noguera” como en la “8 de Marzo”.

La señora concejala, a la que no parece que le haya gustado mucho el que le hayamos planteando esta cuestión, se ha negado a dar esta respuesta por escrito, cuando este  es el cauce formal y legal a seguir por los concejales de la oposición para dirigirse a los del gobierno.

El acceso a información es un derecho que tienen todos y cada uno de los concejales, es un derecho fundamental amparado en el artículo 23 de la CE. Su protección ante una denegación infundada puede hacerse por la vía penal (artículo 542 del Código Penal),  pueden solicitarse todos los documentos que sean precisos para el ejercicio del cargo (STS 27/06/1988) y  no hay que motivar la petición. En concreto, la STS de 26 de junio de 1998 establece que a los concejales puede convenirles no decir para qué quieren la información a fin de no desvelar sus estrategias de actuación política.

Izquierda Unida ha cumplido con su obligación que es la de trasladar la que queja formulada por los vecinos al equipo de gobierno y mediante el cauce legal establecido que no es otro que el de tramitar la solicitud por escrito.