José Luis Blanco sangra a los contribuyentes

El gobierno socialista de José Luis Blanco aprobaba en la tarde de ayer y en solitario una desorbitada subida del Impuestos de Bienes Inmuebles (IBI), de la tasa de basura y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

“Lamentamos que el Alcalde Blanco y su grupo hayan decidido sangrar a los contribuyentes con una subida de casi un 10% en el Impuesto de Bienes Inmuebles y con menos bonificaciones para las familias numerosas,  y de un 120% en la tasa de basura para el próximo año, cuando la mayoría de los vecinos perciben actualmente salarios de miseria, tienen cargas familiares y muchas dificultades para llegar a fin de mes. Y lo más grave aún, es que ante semejante atraco diga públicamente que se trata de una actualización moderada, justa y progresiva”. Así de contundente se muestra la portavoz del grupo municipal de IU, María José Pérez Salazar.

Según Pérez, “es cierto que los impuestos son necesarios para prestar y mantener servicios públicos de calidad, pero en un municipio como el nuestro que está perdiendo población y en el que se están restringiendo servicios, queda claro que el objetivo de esta subida no es otro que el de hacer frente a sus despilfarros. Los contribuyentes tendremos que pagar más a partir del año 2020 para que José Luis Blanco siga contratando a dedo, colocando a amigos y familiares, gastar sin ningún tipo de control en fiestas y en precampañas y mantener a quince personas liberadas ,es decir,  al gobierno en su totalidad.  En esto se traduce la subida de impuestos, en amortiguar sus derroches. Que le quede claro al señor Blanco que su mayoría absoluta no le da ningún derecho a atracar a los contribuyentes”.

Lamentan también los ediles de IU que el PSOE votara en contra de la moción con la que solicitaban el apoyo a los trabajadores del transporte sanitario instando al gobierno autonómico a que la gestión del servicio pase a ser pública y firmen el convenio tal y como están reivindicando el propio colectivo. Para la portavoz de la formación de izquierdas, “los argumentos del señor Pinillos, portavoz del Gobierno municipal, demostraron una vez más que no son concejales para defender los derechos básicos de los ciudadanos, sino para velar por los intereses del partido y poder jubilarse en esto de la política”.

Lo mismo sucedía con la moción que defendía el derecho a una vivienda digna para todos, con la que se intentaba promover programas de alquiler asequible para jóvenes y familias empadronadas en el municipio, así como evitar en la medida de lo posible el problema de la ocupación, la proliferación de mafias y un refuerzo de la seguridad. “Lamentablemente, el PSOE de Azuqueca votaba en contra de la moción porque no tiene ninguna voluntad de dar respuesta al problema habitacional existente en el municipio, ni mucho menos de promover condiciones que hagan que la vivienda sea un derecho y no una mercancía.

Sin embargo, pasa por alto el hecho de que en Azuqueca haya habido casos en los que personas propietarias de viviendas, sin problemas económicos, las hayan vendido para poder optar a pisos de cooperativas que estaban muy por debajo del valor de mercado y pensado para personas en peores situaciones económicas, lo que no deja de ser un auténtico despropósito”, afirma Pérez.

Los ediles de IU lamentan que el Gobierno municipal atente contra los más débiles abusando de un derecho que cree tener porque le respaldan 7.083 votos.