Un año llevan cerradas las instalaciones municipales deportivas gestionadas por la concesionaria La Alameda Agua y Salud y el Gobierno de Blanco no se digna a dar una explicación

Los ediles del grupo municipal de IU plantearon, en el último Pleno, una moción de urgencia para tratar el asunto que fue rechazada con los votos en contra del Gobierno municipal.

Es por todos conocidos la pésima gestión de esta concesionaria en las dos instalaciones municipales que dirige, ha manifestado la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar.

Señala que, llevan años denunciando la situación que sufren estas instalaciones debido al incumplimiento reiterado del pliego de condiciones y el poco control y vigilancia que ejerce el Gobierno municipal, hasta el punto de que no dio cumplimiento al acuerdo plenario adoptado en 2017, para rescindir el contrato con esta empresa. Las instalaciones están abandonadas a su suerte, mientras que los trabajadores y usuarios han tenido que aguantar un reiterado trato despectivo por parte de los responsables.

Pérez ha proseguido explicando que desde que se declaró la pandemia, las instalaciones deportivas como otras instalaciones y por recomendación siempre de las autoridades sanitarias, permanecieron cerradas y ha sido en los periodos de desescalada, adoptando las medidas de seguridad necesarias para evitar posibles contagios, cuando se ha permitido su apertura. Sin embargo, las instalaciones gestionadas por esta empresa permanecen cerradas a cal y canto, un año después, sin que se conozcan los motivos y sin que el Gobierno, responsable máximo, dé ninguna explicación, y no será porque los vecinos no se la están pidiendo.

María José Pérez ha señalado no sólo la desfachatez del grupo de Blanco al impedir que el tema fuese tratado en el Pleno para que el conjunto de la ciudadanía conociera de primera mano qué es lo que está sucediendo, sino la desvergüenza que les caracteriza al permitir, porque son más que conocedores de ello, que mientras los usuarios preguntaban por qué no se abrían estas instalaciones deportivas, los responsables de las mismas, entraban en la sala de gimnasia instalada en la piscina climatizada para entrenar con un grupo de amigos, cada vez que le venían en gana.

La portavoz de IU ha finalizado diciendo que esperan que de una vez por todas el grupo de Blanco explique por qué las instalaciones permanecen cerradas y qué tipo de sanción han aplicado a esas personas que han hecho uso de las mismas en plena pandemia. Espera que no busquen subterfugios legales para eludir su responsabilidad, que no es otra que la de hacer todo lo posible para que los usuarios reciban un servicio de calidad, que las instalaciones estén en perfecto estado que para eso son municipales y erradicar este tipo de comportamientos por parte de los responsables con los que están denigrando un servicio público.