IU denuncia los problemas que existen en el barrio de Vallehermoso

Los ediles del grupo municipal de Izquierda Unida han mantenido conversaciones con los vecinos de la zona para conocer de primera mano los problemas que tienen en el barrio y a los que el Gobierno de José Luis Blanco no da solución.

Los vecinos del barrio Vallehermoso, concretamente los residentes en las calles Sorozábal, Granados, Guerrero y Barbieri, llevan meses denunciando y trasladando sus quejas al Ayuntamiento sobre lo problemas que existen en la zona. Según ha puesto de manifiesto la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, y después de haber hablado con los vecinos, que ya pusieron la situación en conocimiento del responsable del área de Derechos y Libertades, el señor Pinillos, es intolerable que el Gobierno municipal actúe como si no pasara nada y siga sin dar solución a los problemas que tienen en la zona. Es obligación del gobernante, señala Pérez, escuchar a los vecinos, a los grupos de la oposición y procurar soluciones para garantizar el bienestar común. Sin embargo,ha señalado, que los que están al frente de Azuqueca de Henares están degradando el verdadero significado de la palabra democracia.

La portavoz de IU ha relatado los problemas que tienen los vecinos de la zona. Tramos de calles de 300 metros sin salida, con aparcamiento a ambos lados de la calle, lo que hace sólo exista un carril para ser usado en doble sentido y que provoque una obstrucción del tráfico y en muchos casos, ante la falta de hueco, los vehículos se ven obligados a salir marcha atrás con el peligro que ello conlleva. Esto además impide el paso, en caso de emergencia, de un camión de bomberos o de una ambulancia.

Otros problemas que nos han trasladado los vecinos es el del estacionamiento diario de vehículos, las 24 horas del día, en lugares donde está prohibido estacionar. Los vehículos invaden parcialmente la línea amarilla continua situada ante los vados permanentes, lo que dificulta a los propietarios de esas viviendas la correcta entrada y salida de sus garajes porque no pueden girar correctamente.

Lo mismo sucede con el estacionamiento de vehículos en los vados propios. Esta práctica, a pesar de estar prohibida, es de lo más habitual, impidiendo a los vecinos de enfrente o de los lados que puedan salir o entrar con normalidad porque no pueden girar correctamente debido a la estrechez de las calles.

También es frecuente ver a diario, según nos cuentan los vecinos, vehículos estacionados sobre las aceras y los pasos de peatones, lo que obliga a estos a tener que circular por la calzada, poniéndoles en peligro. Nos han indicado también, la costumbre que tiene el servicio de correos de circular con las motos por las aceras mientras hace el reparto. Se trata de aceras estrechas que pueden rozar a los vehículos que están estacionados y que además supone un peligro para el peatón.

Pérez ha proseguido afirmado que lo más grave de todo esto es que el Ayuntamiento está al tanto de los problemas y aún no ha hecho nada por solucionarlos, e incluso, con su inacción lo que está provocando es que surjan problemas de convivencia entre los propios vecinos. Por eso le ha recordado al señor Pinillos, que existe una Ordenanza de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que tuvo mucha prisa en aprobar, para que ahora no se aplique. La ordenanza, recalca la portavoz de IU, establece lo siguiente:

Tanto en su artículo 8.5 que trata de las Normas Generales de Convivencia Ciudadana y Civismo, como en el artículo 10, de los Derechos y obligaciones ciudadanas señala que “todos los propietarios u ocupantes de inmuebles, edificios, construcciones, instalaciones, vehículos u otros bienes de titularidad privada están obligados a evitar que, desde éstos, puedan producirse conductas o actividades que causen molestias innecesarias a las demás personas”.

En el artículo 99 se establece que “los ciudadanos utilizarán las vías públicas conforme a su destino y no podrán impedir o dificultar deliberadamente el normal tránsito peatonal o de vehículos por las plazas, paseos y por aceras y calzadas de aquellas, salvo que se disponga de la autorización pertinente”.

En el artículo 155 se determina las infracciones muy graves, incluyendo en su apartado v el “impedir deliberadamente el normal tránsito peatonal o de vehículos por los paseos y por las aceras y calzadas de las vías públicas”.

Y, por último, en el artículo 137 que trata de la función de las Policías Locales relativas al cumplimiento de esta Ordenanza, se establece que “la Policía Local es la encargada de velar por el cumplimiento de esta Ordenanza, de denunciar, cuando proceda, las conductas que sean contrarias a la misma y de adoptar, en su caso, las demás medidas de aplicación”.

Por tanto, ha señalado la portavoz de IU, no estamos sólo ante un problema de aparcamiento al que el Gobierno municipal debe dar solución cuanto antes. Sino también ante comportamientos incívicos a los que hay que ponerles límites y para eso existe una ordenanza que es la herramienta jurídica, con rango inferior a ley, que es la que le permite al Ayuntamiento actuar de oficio en la esfera de su competencia para erradicar este tipo de conductas.

Pérez ha finalizado lamentando que Azuqueca de Henares tenga un Gobierno como el que tiene, que no sólo no ofrece soluciones a los problemas que padece la ciudadanía, sino que encima los agrava y le ha recordado al edil de Derechos y Libertades, David Pinillos, que actúe de una vez por todas que es su obligación.