IU acusa al Gobierno municipal de pésima de gestión y de abandonar a las familias empobrecidas

Los ediles del grupo municipal de Izquierda Unida han mostrado su disconformidad ante la decisión de cerrar la Escuela Infantil ‘0cho de Marzo’.

Después de la reunión mantenida ayer entre el Gobierno municipal y los portavoces de los diferentes grupos municipales, María José Pérez Salazar, portavoz de Izquierda Unida, ha tachado, una vez más, de pésima la gestión del Gobierno. “Lo que no puede ser es que en el Pleno del mes de mayo se aprobara el expediente para la contratación del servicio de las Escuelas Infantiles «La Curva», «Elvira Lindo», «La Noguera» y «Ocho de Marzo», mediante procedimiento abierto, así como los Pliegos de Cláusulas Administrativas Particulares y de Prescripciones Técnicas que han de regir el contrato, convocando su licitación. Que debido a un error detectado a la hora de calcular los costes salariales de la plantilla de las escuelas infantiles, ya que en el dato reflejado no incluía el importe de la seguridad social aportada por la empresa por cada trabajador/a contratado/a, hubo que proceder en el Pleno del mes de junio, al desistimiento para la contratación de los servicios de dichas escuelas, y que ahora, nos enteremos a través de la página web que la Escuela Infantil ‘Ocho de Marzo’ queda fuera de este procedimiento y se procede a su cierre”.

Pérez insiste en que el problema no se debe únicamente a que el número de alumnos se ha visto reducido debido al cambio de la pirámide poblacional del municipio, sino también al abandono que han sufrido las familias por parte de las Administraciones desde hace años. “Debido a esta última crisis, son muchas las familias que se encuentran con algunos de sus miembros en desempleo, en ERTES, o percibiendo salarios de miseria, por lo que es imposible que puedan abonar alrededor de unos 220 euros para dejar a su hijo en una de las escuelas infantiles de la localidad. Esa es la realidad.”

“Llevamos años exigiéndole a José Luis Blanco que reclame al Gobierno de Emiliano García-Page la subvención que recibía nuestro municipio para las escuelas infantiles y que el Gobierno del PP eliminó. No sólo no lo ha hecho, sino que votaba en contra sistemáticamente de todas las mociones que presentaba nuestro grupo para revindicar esa ayuda, provocando así que las familias azudenses pasaran de pagar 100 euros a 220 euros. Esto es lo que viene sucediendo desde el año 2012”.

Otra de las preocupaciones que ha mostrado María José Pérez es la situación en la que van a quedar las cuatro trabajadoras de este centro. “Todos sabemos que una vez que el centro ha quedado fuera del pliego en el que se va a proceder a la licitación del servicio, estas personas se quedarán sin trabajo, por mucho que el Gobierno municipal manifieste lo contrario”.

Por último, Pérez ha insistido en que es intolerable que una situación de crisis, el Gobierno de Blanco atente contra las familias y la clase trabajadora. Desgraciadamente, ha decidido abandonarles, cerrar el centro, condenando así a cuatro trabajadoras al desempleo, no reivindicar al Gobierno autonómico lo que es de los azudenses porque es de su mismo color político y no hacer un mayor esfuerzo para asumir costes. Sin embargo, está dispuesto a destinar paletadas de euros en un edificio multifuncional, con el que se vanagloriará en las próximas elecciones. Azuqueca no merece a unos gestores que despilfarran el dinero público y no velan por el interés de sus ciudadanos.