IU denuncia de nuevo, el recorte que José Luis Blanco va a aplicar a las escuelas infantiles del municipio

Los ediles han mostrado su indignación no sólo por el cierre de la escuela ‘Ocho de Marzo’ sino también por el nuevo pliego de prescripciones técnicas que ha sacado el Gobierno municipal y que conlleva una serie de recortes.

El grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares ya denunciaba el pasado 24 de agosto, la decisión del Gobierno municipal de cerrar la escuela infantil ‘Ocho de Marzo’ e insistía en que el problema no se debía únicamente a que el número de alumnos se ha visto reducido debido al cambio de la pirámide poblacional del municipio, como quería hacer creer el Gobierno de Blanco, sino también al abandono que han sufrido las familias por parte de las Administraciones desde hace años.

La portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, insistía en aquel momento en que, debido a esta última crisis, son muchas las familias que se encuentran con algunos de sus miembros en desempleo, en ERTES, o percibiendo salarios de miseria, por lo que es imposible que puedan abonar alrededor de unos 220 euros para dejar a su hijo en una de las escuelas infantiles de la localidad.  Al mismo tiempo, le recordaba a Blanco que esto sucedía porque durante estos años no ha reclamado al Gobierno de Emiliano García-Page la subvención que recibía el municipio para las escuelas infantiles y que el Gobierno del PP eliminó, lo que provocó que las familias azudenses pasaran de pagar 100 a 220 euros.

Pérez ha manifestado que después de examinar el nuevo pliego de prescripciones técnicas que regirá el servicio de las escuelas infantiles, lo que Blanco va a aplicar es un recorte importante en el servicio, al reducir el número de profesionales y su jornada laboral, denigrando y precarizando así su trabajo y empeorando la calidad de ese servicio.

“En el pliego que se aprobaba hace un par de meses se ofrecían 8 puestos de educadores/as y 3 personas para limpieza y servicios generales. Lo que ofrece el actual, aparte de no contemplar el centro ‘Ocho de Marzo’, es menos puestos de educadores/as y de personal de limpieza y servicios generales, así como reducciones en las jornadas de trabajo”.

La portavoz de la formación de izquierda ha insistido en que las administraciones deben garantizar condiciones para conciliar vida personal y laboral y fortalecer el acceso a servicios de cuidado infantil. Por ello, lamenta que Blanco y lo suyos que tan socialistas dicen que son, decidan recortar un servicio tan fundamental para las familias, denigren el trabajo de las excelentes profesionales con las que cuentan nuestros centros y ahonde en las brechas de desigualdad de género, porque esto también va a ser una de las consecuencias de su decisión.

María José Pérez ha finalizado afirmando que su formación estará del lado de las trabajadoras y de las familias y que harán todo lo posible para que el Gobierno municipal de un paso atrás y no ejecute semejante atrocidad.