El Gobierno de Blanco vuelve a sangrar a los contribuyentes

Izquierda Unida denuncia que en el Pleno que se celebrará en el día de hoya, 29 de otubre, el Gobierno municipal aplicará a los impuestos y tasas la subida del IPC, un 4%, correspondiente al mes de septiembre.

Según ha manifestado la portavoz del grupo, María José Pérez Salazar, como todos sabemos, los precios subieron en septiembre un 4% respecto al año pasado, su mayor repunte desde el mismo mes de 2008, en plena crisis financiera. Los precios amenazan con avivar el debate sobre el encarecimiento del coste de la vida y la consiguiente pérdida de poder adquisitivo que estamos sufriendo. Y en un momento así, en el que los precios de los productos de la cesta de la compra, los carburantes, el precio de la vivienda, la energía eléctrica, los servicios, etc., no paran de subir, al señor Alcalde no se le ocurre otra que seguir asfixiando a la ciudadanía.

Pérez tacha de intolerable la actitud del Gobierno municipal al aprobar una subida del IBI, de la tasa de agua o de la tasa de basura, por la que vamos a pagar más de 80 euros mensuales, mientras que los salarios han perdido una importante capacidad de compra.

Considera que los impuestos son necesarios para prestar y mantener servicios públicos de calidad, pero por desgracia, no es lo que está sucediendo en nuestro municipio. Aquí, al contrario de lo que sucede en muchos otros, se están restringiendo servicios. Queda claro que el objetivo de esta subida no es otro que el de amortiguar sus derroches.

La portavoz de IU ha finalizado afirmando que su grupo votará en contra de semejante decisión y ha insistido en que si las arcas municipales están comprometidas, que el señor Alcalde reduzca, con urgencia, el gasto superfluo que es excesivo, y que no cargue de nuevo contra los mismos, contra las familias, que bastante empobrecidas están ya.