El pleno municipal apoya al pueblo saharaui y congela por segundo año consecutivo los tributos municipales

En el pleno celebrado el 18 de noviembre se tomaron al menos dos decisiones de gran importancia.

La primera fue la aprobación de una declaración institucional en la que se denuncia la disolución violenta por parte de Marruecos del Campamento Dignidad en el Sáhara Occidental.Desde IU nos congratulamos de que los tres grupos políticos que componen el pleno municipal acordaran una posición común sobre este particular que se resume en los siguientes siete puntos: a) que el único representante político legítimo del pueblo saharaui es el Frente Polisario; b) que el Reino de Marruecos ocupa de manera ilegal e ilegítima el territorio del Sáhara Occidental; c) que el arreglo de lapenosa situación que sufren los saharauis pasa necesariamente por la celebración en su territorio de un referéndum de autodeterminación con todas las garantías internacionales de limpieza y objetividad; d) que el pleno del Ayuntamiento rechaza y condena de la manera más enérgica y rotunda la actuación militar ilegal por parte de Marruecos contra el Campamento Dignidad y la ciudad de El Aaiún, su violencia injustificable contra la población civil y el bloqueo informativo al que son sometidos estos territorios y sus pobladores; e) que el pleno exige al Gobierno de Marruecos que acepte una investigación independiente y objetiva que permita conocer con exactitud el número de muertos, heridos, desaparecidos y torturados a manos del ejército y la policía de Marruecos; f) que la Ministra de Asuntos Exteriores convoque de manera urgente al Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE para que examine este asunto y tome las medidas oportunas para parar este atropello injustificable; y g) que el Gobierno español y la UE denuncien sin paliativos el flagrante incumplimiento de la legalidad internacional y en materia de derechos humanos cometidos por Marruecos una vez más en los territorios ocupados.

La segunda decisión consistió en congelar los tributos municipales para el ejercicio 2011. El equipo de gobierno llevó al pleno esta propuesta convencido de que en un momento de crisis como el actual, que afecta sobre todo a los trabajadores, es recomendable que se rebaje el esfuerzo fiscal que se pide a los vecinos y pensionistas, sin que esto suponga un menoscabo para el Ayuntamiento a la hora de cumplir con sus obligaciones inversoras y de gasto corriente, que en algunos capítulos han crecido con respecto al ejercicio anterior debido a las consecuencias de la crisis económica. Hay que decir que ya en el 2010 el equipo de gobierno adoptó una medida idéntica, por lo que completaremos dos ejercicios seguidos aplicando congelaciones de impuestos, tasas y precios públicos municipales. Desde IU nos alegramos de que el PP también votara a favor de esta propuesta.