Nueva huelga en la enseñanza contra los estragos del PP

El Sindicato de Estudiantes llama a la huelga los días 22, 23 y 24 y los sindicatos de profesores y AMPAS también el día 24, jornada en la que está convocada una manifestación que discurrirá por las calles de Guadalajara a partir de las 18’00 horas.

Los motivos de la huelga son idénticos a los de anteriores convocatorias aunque agravados por el paso del tiempo y la insistencia del ministro Wert en convertir la educación pública obligatoria en algo subalterno, de segundones, para pobretes, y la superior en club para privilegiados, como lo son el Salón del Torito y el Bar Conde de Malladas del Casino de Madrid.

En los planes del gobierno está constituir una clase de pecheros muy numerosa y para eso hace falta cercenar la educación, que es conocimiento, libertad, crítica, intelecto, ciencia y ascenso por el mérito y no por la herencia, el apellido retumbante o la superstición.

No progresan los países sin ciencia, ni hay prosperidad duradera sin investigación, ni paz sin un grado importante de igualdad y de movilidad social sobre la base del mérito y del esfuerzo. Pero a Wert esto no le preocupa porque no quiere el progreso, ni la prosperidad ni la paz, sino el privilegio para sí y para la casta de la que es miembro.

Con una presciencia asombrosa sostenía Joaquín Costa en 1906 que la mitad de la República está en la escuela y la otra mitad en el municipio. Por eso tiene lógica que un siglo más tarde el PP arremeta contra los municipios y la escuela, por ser palancas del cambio y la regeneración de un sistema moribundo del que no se puede separar.

Nunca antes estuvo la educación pública tan en peligro y nunca antes necesitó tanto del compromiso de los ciudadanos por defenderla.

La ley Wert es idónea para la derogación, tarea a la que deberá encomendarse desde el primer momento el nuevo gobierno que sustituya al PP en las próximas elecciones.

Mientras tanto esto ocurra queda resistir, protestar y defender la enseñanza pública y los derechos constitucionales con fuerza, alegría e inteligencia frente a cualquier agresión.