Mejor en las musarañas

Gas Natural Fenosa y la Academia del Cine organizan un ciclo de cine itinerante que tuvo parada en Azuqueca de Henares.

Consiste el asunto en la proyección gratuita de la película Musarañas, conocer personalmente a sus directores, fotografiarse, si se desea, al lado de una estatuilla de los premios Goya y palomitas gratis para los que se hagan fans de las redes sociales de cine de Gas Natural Fenosa.

Está muy bien promocionar el cine y las demás artes. Pero no es indiferente quién lo haga porque hay patrocinios que matan.

Que Gas Natural Fenosa esté detrás de esta iniciativa es de película de miedo. Expliquémonos.

Gas Natural Fenosa es parte del oligopolio (formado por ocho multinacionales) que controla la producción y la distribución de la energía en España. A Gas Natural Fenosale debemos, por tanto, que tengamos una de las energías más caras de la Unión Europea, lo cual es abocar a muchas familias al impago de un bien de primera necesidad. Pobreza energética se llama, en este caso inducida por una subida de precios a los particulares que se cifra en un 88% durante los años centrales de la crisis.

Gas Natural Fenosa, como es natural, no quiere que se establezca otro modelo energético más respetuoso, sostenible y democrático. Por eso presiona y premia a los gobiernos que defienden su interés con dádivas y nombramientos.

Gas Natural Fenosa practica las puertas giratorias. Tiene a Felipe González como consejero, con un sueldo fabuloso aunque el expresidente se aburra por cobrar y no hacer nada. También a Juan Rosell, que es una bellísima persona que no precisa ponderación. Y a un vicepresidente, el señor Brufau, que fue consejero de Caixa Bank Andorra, que como bien se sabe es un paraíso en el que son muy bien recibidos los banqueros, los Bárcenas, los Pujoles y demás ralea.

Mientras el país se empobrece, Gas Natural Fenosa aumenta sus beneficios netos, que ascendieron a 1.445 millones de euros en el año 2013. A la vez que ganaba más, Gas Natural Fenosa recortaba su plantilla en 1.400 trabajadores.

Gas Natural Fenosa
 produce cada año más residuos peligrosos: 8.212 toneladas en  2013. .
Y para que no se hable estas cosas tan feas de Gas Natural Fenosa, esta empresa compra buena reputación. En el año 2013 dedicó 14 millones a la tarea (el cine y las palomitas le sirven) es decir, el 0’1% de sus beneficios netos. Un gran negocio.

No es una buena idea traer a la Casa de la Cultura a multinacionales de la energía como patrocinadores de la cultura. Pero es que este gobierno municipal hace tiempo que perdió la cabeza en lo tocante a su relación con algunas empresas privadas.

Además, al programar esta proyección, el gobierno de Bellido menosprecia la batería de mociones que se han aprobado en el Pleno municipal contra la pobreza energética y a favor de un nuevo modelo de producción de energía al que se opone Gas Natural Fenosa.

Más valdría restaurar el cine los domingos, bajar el precio de la entrada y llenar la sala para que todo salga a cuenta, sin coste para el contribuyente y sin patrocinadores inconvenientes.

A veces lo barato sale caro y el coste de lo gratuito es impagable.