No están los tiempos para publicidades y otros despilfarros: el caso del Espacio Joven Europeo

Primero se llamó Intercambiador de Transportes, que para eso se quería, como estación de autobuses para el Plan Astra y, de paso, añadirle a la instalación servicios de ocio para los jóvenes. Hablamos de la legislatura 2007-2011, cuando a las cosas, sin excepción, aún se las llamaba por su nombre sin que tal costumbre molestase a nadie.

Llegó Cospedal en el año 2011 y dinamitó el Plan Astra con la colaboración impagable de Román, alcalde de Guadalajara, haciendo imposible el tráfico de viajeros hacia el hospital provincial con toneladas de multas. El proyecto del intercambiador quedó demediado y sin costura presentable.

Aún así, el PSOE y el PP locales porfiaron en su levantamiento, contra la crisis, a pesar de las víctimas, crédito mediante de casi un millón de euros que ayudó a traer a nuestra ciudad imponentes subidas de impuestos y de tasas, recortes, despidos y privatizaciones varias. IU se opuso al disparate y se quedó sola.

De intercambiador de autobuses pasó a llamarse EQ+i o Equipamiento Integrado, denominación baúl y connotativa en la que cabía cualquier significado.

Hay que reconocer que EQ+i era un nombre frío, poco amable, antipático, con vocación interina, que recordaba a ecuación coja o a la fórmula de la inteligencia emocional, tan de moda hoy. Por eso murió.

Vino luego lo de Centro Joven Europeo, quizás porque europeo es un adjetivo muy socorrido aunque esté muy visto. Nunca se supo si lo de joven y europeo se refería al centro o a sus moradores. Tampoco nadie se tomó la molestia de explicarlo.

Se conoce que eso de ponerle europeo a cualquier cosa cansó a sus promotores, o que el acrónimo al que daba lugar era impronunciable y que todo llamaba a la simplificación, porque al nombre pronto se le desprendió lo de europeo como si fuese una cornisa vieja. Quedó la cosa en Centro Joven, como el vino joven que no pasa por barrica.

Además, esto de abrir un Centro Joven Europeo en nuestra ciudad era una trivialidad tan grande como abrir una Casa de España en la Puerta del Sol.

La última noticia que tenemos de este asunto es que el viejo intercambiador se llama ahora EJE o Espacio Joven Europeo, agudeza a la que, suponemos, habrán ayudado sesudos comunicadores previo pago de la minuta correspondiente.

A los que ya calzamos una edad lo de EJE nos recuerda a cosas muy terribles y viejas como Manchukuo, Blitzkrieg y a Serrano Suñer dando voces a las masas desde un balcón de la Calle de Alcalá, pero este es un defecto muy personal que nos acompañará hasta el final de nuestra existencia.

Una sola obra y cuatro nombres, que comenzó con autobuses y que acabó con duchas en las calles, votada por el PSOE y el PP, a la que nos opusimos en solitario durante la legislatura, que ha dado lugar a una denuncia falsa y gravísima por estafa del PP contra dos miembros del gobierno municipal y algún funcionario.

Pide la Unión Europea una campaña publicitaria del edificio por valor de 74.195 euros, accediendo el gobierno del PSOE a gastarse 35.150 euros más IVA, con una aportación directa del presupuesto municipal de 10.545 euros más IVA. El resto, 24.605 euros más IVA, lo pone la UE también de los impuestos de los ciudadanos, que el dinero de Europa no crece en el barbecho sino que sale del esfuerzo de los que trabajan.

Gastarse en estos tiempos tan desgraciados más de 43.000 euros en propagandas sobre el EJE es un agravio a cientos de familias que no llegan a satisfacer sus necesidades mínimas. Rechazamos este despilfarro del gobierno y le proponemos que utilice la revista municipal para hacer la campaña a la que está obligado. Aún así, si la UE no accediera, siempre cabe la posibilidad de devolver la subvención, lo que ahorrará la parte que hay que añadir del presupuesto municipal, unos 12.600 euros.

Llama mucho la atención cómo tienen pensado gastarse el gobierno del PSOE los más de 42.000 euros de dinero público en propaganda: 12.000 euros más IVA paraTelevisión Guadalajara, 5.000 euros más IVA para la Cadena Ser por la compra de un pseudo programa informativo matinal emitido en directo desde el EJE, 1.000 euros más IVA a cada uno de los siguientes periódicos regionales, eldiario.esEl Porvenir de Castilla-la Mancha y El Día de Castilla-la Mancha, y el resto, 15.150 euros más IVA, para la empresa de comunicación Diretes, que ha realizado un vídeo promocional con drones incluidos, una página web, folletos y otras trabajos en redes sociales con el fin de lograr una estrategia de comunicación persuasiva que haga más atractiva la marca, atrayendo a clientes y fidelizándolos. Ahí es nada.