Gracias a Izquierda Unida, las personas con trastorno del espectro autista o similares podrán disfrutar de unas fiestas sin ruidos ni luces a partir de septiembre

El grupo municipal de Izquierda Unida presentaba en la moción plenaria del día 25 de julio una moción para fijar una franja horaria en las próximas fiestas de septiembre y en las sucesivas en las que no haya ruidos para que las personas que padecen determinados tipos de trastornos como: trastorno del espectro autista, trastorno específico del lenguaje, trastorno del procesamiento sensorial, etc., puedan disfrutar de las fiestas de la localidad al igual que el resto de los ciudadanos.

Para la portavoz del grupo municipal de IU, María José Pérez Salazar, «estas personas y sus familias sufren discriminación. Padecen una discapacidad invisible, poco conocida y desatendida, que no se cura, que crece año a año, de la que no se sabe su origen y que afecta al comportamiento, a la comunicación, al lenguaje, al aprendizaje y a la relación con los demás. Quienes lo padecen se irritan ante sonidos, luces, movimientos, espacios, texturas, olores, órdenes, interrupciones o cambios de pautas».

«Aparte de la necesidad de ayudas, tratamientos, sistema de asesoramiento, diagnóstico y derivación de servicios para intervenir y apoyar a la familia desde el primer momento, las asociaciones llevan tiempo reclamando las mismas oportunidades para estas personas, concretamente, que puedan disfrutar de las ferias y fiestas como cualquier otra, aunque sea por unas horas. Son personas sensibles a los estímulos que provocan por ejemplo, los fuegos artificiales, los petardos, la música alta, etc.; situaciones que fácilmente les provoca una sobrecarga sensorial por encima del umbral tolerable que desemboca en crisis, ataques de ansiedad o incluso pánico».

Según Pérez, «antes de la elaboración de nuestro programa electoral mantuvimos conversaciones con familiares de personas que padecen este tipo de trastornos y creímos conveniente llevar como propuesta la de fijar una franja horaria en la feria de nuestra localidad sin música ni luces muy fuertes para facilitar la participación en las mismas de niños, niñas, adolescentes, y personas adultas con Asperger o TEA (Trastorno del Espectro Autista) tal y como solicitando las asociaciones familiares que defienden sus derechos y velan por su bienestar.

Es una iniciativa que se ha puesto en marcha ya en la mayoría de los sitios, por lo que entendíamos que estaba en nuestra mano el ofrecer a estas personas y a sus familias la posibilidad de disfrutar de las fiestas como el resto».

Para la portavoz del formación de izquierdas, «las fiestas de Azuqueca deben ser un ejemplo de inclusión. De ahí que nos alegramos que nuestra moción contara con el voto favorable de todos los grupos políticos para que todas estas personas, a partir de las fiestas de septiembre, puedan disfrutar de una hora diaria, concretamente de 19 a 20 horas, durante todas las jornadas festivas, sin ruidos y sin luces en la zona del reciento ferial».